Denuncian un brote de sarna en un centro de personas sin hogar

CC.OO. afirma que son tres los afectados y que no han recibido aún el tratamiento

El sindicato Comisiones Obreras denuncia la existencia de tres casos de sarna en el centro de personas sin hogar La Rosa, dependiente del Ayuntamiento de Madrid, y asegura que «ni la plantilla ni las personas usuarias han recibido todavía el tratamiento profiláctico preceptivo». Critica, asimismo, «la mala gestión ante un caso como este y la negligencia en la adopción de medidas preventivas eficaces».

El Ayuntamiento, sin embargo, rebaja a dos el número de afectados y asegura que «todo está controlado», ya que desde Madrid Salud, en colaboración con el Área de Equidad, se han dado charlas a los trabajadores para evitar nuevos contagios y «las dos personas están en tratamiento», según fuentes municipales.

CC.OO. considera que, para erradicar eficazmente la sarna, «debe aplicarse el tratamiento simultáneamente a todas las personas que han estado en contacto» con los afectados, así como garantizar su aislamiento hasta 24 horas después del tratamiento, y «esto no está ocurriendo».

Tras detectarse el pasado viernes el primer caso, la central sindical avisó a la empresa Asispa, que gestiona el centro, y ésta al Ayuntamiento. «Nos mandaron un protocolo algo improvisado en el que se obviaba la parte del tratamiento profiláctico: crema de permetrina al 5% para todas las personas en contacto, usuarios y trabajadores», ya que la sarna tiene «hasta un mes de incubación asintomática», según el portavoz sindical Daniel Reyes. «La medicina no ha llegado para nadie», añade.

Un médico de la mutua que trabaja con Asispa ha dado una charla a los empleados y, tras una reunión, «la empresa se comprometió a dar el tratamiento a los trabajadores que lo soliciten», continúa Reyes, que es delegado de Prevención del centro.

El albergue La Rosa, ubicado en el Paseo del Rey, es contiguo a otro centro municipal, el San Isidro, del que «procedía uno de los tres afectados por el brote» de sarna, enfermedad que se contagia por contacto directo con la piel, vestimentas y mantas. Además una persona de La Rosa ha sido trasladada al centro Geranios, cuya plantilla «no ha sido informada», continúa Reyes: «El Ayuntamiento, a través del Samur Social ha traído a nuevos usuarios esta semana, una vez conocido el brote», por lo que «no se está haciendo bien la coordinación».

Pagarse el tratamiento

CC.OO. apunta, además, que Asispa y la mutua Fraterprevención «no cubren el tratamiento de los empleados de las subcontratas de limpieza y vigilancia, ni tampoco al resto de usuarios», por lo que el personal subcontratado tendrá que «coordinarse para que sus empresas paguen el tratamiento». Igualmente, «Madrid Salud y la Comunidad de Madrid deberían coordinarse para dar el tratamiento el resto de usuarios del centro», especifica.

El centro de acogida La Rosa tiene una parte residencial, con unos treinta usuarios, y otra de centro de día, con otros 15 o 20 más, unos cincuenta en total.

Los tres afectados son residenciales, aunque «de día están todos juntos», asevera el portavoz, que ha aprovechado para denunciar «las malas condiciones en que duermen, en butacones de hospital, tan incómodos que algunos prefieren dormir en el suelo». «Las instalaciones suponen un peligro en sí mismas por el lamentable estado de conservación. En definitiva, una situación paupérrima que facilita la propagación de enfermedades contagiosas, como la sarna», insiste la central sindical.

Loading...