Desarticulada una banda que bendecía los coches con los que cometía robos en viviendas

Los Mossos han detenido cinco miembros de una organización criminal relacionada con una treintena de robos con fuerza en domicilios de Catalunya. Uno de los aspectos del caso que más ha llamado la atención a la policía es que uno de los miembros de la banda tenía por costumbre bendecir el coche con el que perpetraba los golpes porque tenía la convicción de que le traería suerte.

La investigación empezó a finales de marzo después de que la organización robara en una vivienda de la urbanización del Pi de Sant Just, en la localidad de Solsona. Los miembros de la banda empezaban a operar muy temprano, ya que desde su casa de Barcelona tenían que desplazarse al resto del territorio catalán para perpetrar los robos.

La banda cambiaba semanalmente los coches con los que perpetraba los asaltos

Para llegar al lugar de destino, habitualmente urbanizaciones aisladas y pequeñas poblaciones, utilizaban vías secundarias. A continuación fijaban el objetivo después de dar varias vueltas por la zona y cerciorarse de que nadie los delataría.

Otra de las particulares de la organización es que sus miembros siempre iban muy bien vestidos para pasar desapercibidos y no llamar la atención. Además, cada semana utilizaban coches de alquiler distintos para los asaltos, que ponían a nombre de un integrante de la banda diferente con el objetivo de dificultar la identificación policial. En dos meses se gastaron más de 3.500 euros en el alquiler de vehículos.

Uno de los ladrones de la banda en pleno asalto en una vivienda particular Uno de los ladrones de la banda en pleno asalto en una vivienda particular (Mossos)

La primera detención se produjo el pasado 6 de abril después de que el arrestado cometiera un robo con fuerza en Sant Hipòlit de Voltregà, en la comarca de Osona. El detenido ingresó en la cárcel por orden del juez. Dos semanas después, los Mossos detuvieron al resto de la banda, tres hombres y una mujer, que fueron interceptados en el peaje de la Roca del Vallès cuando venían de perpetrar un roba en l’Espolla (Gironès).

El mismo día de las detenciones la policía procedió a realizar diversos registros en los domicilios de los detenidos, situados en Barcelona, donde se localizaron diversos objetos, como joyas dispositivos electrónicos, relojes, perfumes y 150 bolsas pequeñas que contenían marihuana preparadas para la venta. Una parte de los artículos estaba guardado en una caja de cartón a punto de ser enviada a Chile.

Los ladrones siempre iban bien vestidos para no levantar sospechas

En este sentido los Mossos han descubierto que los arrestados, que ya han ingresado todos en prisión, enviaban a su país el material robado o bien lo vendían directamente a terceros o a tiendas de segunda mano. Los integrantes del grupo desmantelado llevaban tres meses residiendo en España y la mujer, de nacionalidad española, pero nacida en Chile, les facilitaba su domicilio como lugar de residencia.

El material recuperado en la operación policial se publicitará en una web de joyas de Mossos d’Esquadra con el objetivo de que las posibles víctimas de la banda puedan recuperar sus pertenencias.

El material recuperado se colgará en una web de Mossos para que sus propietarios puedan identificarlo

Loading...