Detenida una pareja por asaltar ocho oficinas de Correos en Cataluña en 20 días

Los acusados, que también están vinculados con doce robos con fuerza en pisos, llegaron a quedarse con 40.000 euros en efectivo y otros mil euros en sellos

Los Mossos han detenido a un hombre de 22 años y una mujer de 24 acusados de atracar en 20 días ocho oficinas de correos en poblaciones de Barcelona y Gerona en las que se apoderaron de 40.000 euros en efectivo y mil euros en sellos.

Según han informado hoy los Mossos, a los detenidos, de nacionalidad chilena, también se les vincula con doce robos con fuerza en domicilios cometidos en toda Cataluña y la sustracción de un turismo de uno de los domicilios.

La mujer detenida tenía numerosos antecedentes por robos violentos y con fuerza en su país de origen, Chile, donde lideraba una banda de ladrones de vehículos y era conocida cono “La Princesa”.

Los atracos a las oficinas de Correos se cometieron entre el 18 de julio y el 5 de agosto en Lliçà de Vall, Sant Joan Despí, El Cervelló, Palau-Solità i Plegamans, Caldes de Malavella, Badalona, Sant Vicenç dels Horts y Tiana.

Intimidaban con armas de fuego

Los asaltantes escogían oficinas de Correos en las que se presentaban a primera hora de la mañana y exhibían armas de fuego para intimidar a clientes y trabajadores y conseguir que les entregaran el dinero en efectivo que había en la entidad.

En la mayoría de ocasiones encerraban a los empleados y clientes en una sala mientras esperaban la apertura de la caja fuerte. En determinadas ocasiones también se llevaban los teléfonos y las joyas de las víctimas.

Los Mossos establecieron un dispositivo para detener a los autores, que tuvo éxito el pasado día 6 de agosto, cuando ambos se encontraban en la población fronteriza de La Jonquera, por donde pensaban huir después de haber cometido dos nuevos atracos en Sant Vicenç dels Horts y Tiana.

Tras su detención, los dos delincuentes pasaron a disposición de un juzgado de Granollers (Barcelona) y el juez decretó su ingreso en prisión.

Loading...