Detenido por abusar sexualmente de 15 menores con los que contactaba por internet

Uno de los mayores riesgos de las redes sociales para los menores de edad es que puedan caer en redes de pedófilos o personas que quieren abusar de ellos. Esto es lo que presuntamente hacía un hombre que ha sido detenido en Sevilla por contactar con 15 chicos a través de internet con la excusa de jugar a videojuegos o fumar cachimbas.

El arrestado, de 24 años, quedaba con las víctimas en su casa o en lugares apartados donde pasaran desapercibidos. Allí les ofrecía dinero, entre 100 y 400 euros, a cambio de realizarles tocamientos y otras prácticas sexuales, hasta que una de sus víctimas, en compañía de su padre, decidió denunciar los hechos.

El presunto pedófilo contactaba con chicos que tenían afición por los videojuegos

El chico explicó que el presunto pedófilo, a quien conoció en internet, había estado abusando de él durante más de un año. Los agentes consiguieron identificar al autor de los hechos y localizaron a un total de 14 víctimas más, todas ellas menores de edad. No obstante, no se descarta que haya más víctimas.

La Policía ha podido constatar que el supuesto pedófilo actuaba siempre de la misma manera. Primero, contactaba con chicos que tenían afición por los videojuegos ofreciéndoles pasar una tarde con él. Una vez acudían a su vivienda o al punto elegido, les planteaba la opción de dejarse realizar tocamientos u otro tipo de contactos sexuales a cambio de dinero. En otras ocasiones, el detenido simplemente solicitaba que los menores le enviaran fotografías de sus genitales.

El operativo policial culminó con la localización y detención del autor de los hechos en su domicilio, donde los agentes intervinieron su teléfono móvil cuyos archivos están siendo analizados.El detenido, que cuenta con antecedentes por corrupción de menores, ha sido puesto a disposición judicial quien decretó su inmediato ingreso en prisión. La investigación se mantiene abierta y no se descarta que existan nuevas víctimas, que por miedo a lo que piensen sus progenitores no se han decidido a contar lo sufrido.

La policía no descarta que pueda haber más víctimas

Loading...