Detenido un estafador que fingió ser guardia civil para dar confianza a un inversor

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un presunto estafador con varias órdenes de ingreso en prisión pendientes que se hizo pasar por guardia civil para engañar a un empresario de la Cerdanya para que le diera 10.000 euros para invertir y le cediera una vivienda de lujo para alquilar.

En un comunicado de este martes, la policía catalana ha explicado que detuvieron a esta hombre de 45 años en Barcelona el 5 de diciembre después de que el empresario denunciara al estafador, y se le relacionara con otra estafa a una joyería de Puigcerdà (Girona).

Logró un préstamo de 10.000 euros

A principios de septiembre, este estafador contactó con el empresario para ofrecerle sus servicios para alquilar una propiedad inmobiliaria de lujo y realizarle otras inversiones.

Según los Mossos, para ganarse su confianza le explicó que era policía judicial de la Guardia Civil, lo que según él le daba facilidades para realizar inversiones y otros negocios fuera de Catalunya, y para ello tenía una credencial falsa.

Así, este gestor consiguió que el hombre le permitiera alquilar habitaciones de una casa rural de lujo, le prestara 10.000 euros para una supuesta inversión y le cediera datos personales.

Lago de Puigcerdà refleja los edificios de la villa, en la comarca de la Cerdanya
Lago de Puigcerdà refleja los edificios de la villa, en la comarca de la Cerdanya

Compras de relojes y joyas en Puigcerdà

A finales de noviembre, este estafador desapareció sin pagarle los 3.500 euros conseguidos con los alquileres, sin dar cuenta de las inversiones realizadas y dando de alta tarjetas de crédito a nombre de la víctima.

Tras denunciar, los Mossos constataron que este estafador había comprado relojes y joyas en una joyería de Puigcerdà por valor de unos 3.000 euros que nunca hizo efectivos por transferencia, tal como estaba previsto.

Trés órdenes de detención pendientes

Los investigadores descubrieron que este hombre tenía numerosos antecedentes por hechos similares y que sobre él pesaban tres órdenes de detención e ingreso en prisión de juzgados catalanes por delitos de estafa, además de que había usado decenas de identidades diferentes.

Le localizaron en Barcelona después de haber alquilado un despacho en un edificio de oficinas de lujo y vehículos de alta gama a través de transferencias que no había hecho efectivas.

Tras su detención, se recuperaron parte de las joyas y pasó a disposición judicial el mismo día ante un juzgado de guardia de Barcelona, que decretó su ingreso en prisión.

Localizado en Barcelona tras alquilar un despacho de lujo y vehículos de alta gama

Un complejo de viviendas de lujo en la Cerdanya
Un complejo de viviendas de lujo en la Cerdanya
Loading...