Detenidos dos menores de 14 años por la muerte de una pareja de ancianos en Bilbao

26

Bilbao ha vivido una jornada de conmoción después de que la investigación policial sobre la muerte de una pareja de ancianos de 87 años ocurrida el pasado jueves 18 de enero en su domicilio del barrio bilbaíno de Otxarkoaga haya permitido hoy domingo el arresto de dos menores de solo 14 años como implicados en el suceso. Ambos tenían antecedentes por robo con violencia e intimidación.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, la primera detención se ha registrado hacia las 14.30 horas en el municipio vizcaíno de Balmaseda, mientras que la segunda se ha producido unas tres horas después en Bilbao. Por el momento se descartaban nuevas detenciones. 

Los investigadores de la Comisaría de la Ertzaintza de Deusto, en Bilbao, consideran que ambos chicos, domiciliados en Bilbao y en otras localidaes de Vizcaya, están relacionados con el asesinato de los dos ancianos y pasarán a disposición de la Fiscalía de menores en unas horas.

Las mismas fuentes explican que los dos adolescentes arrestados son vecinos del barrio donde ocurrió el doble crimen y de etnia gitana, si bien no tienen relación con el denominado clan de los ‘Pichis’, un grupo familiar que ha protagonizado algunos incidentes de convivencia en el barrio de Ollerías de la capital vizcaína.

El matrimonio de octogenarios fue encontrado muerto el jueves en su piso del número 16 de la calle Zizeruena en Otxarkoaga, cuando un familiar acudió al domicilio tras comprobar que no respondían al teléfono. Rafael y Lucía, ambos de 87 años de edad y originarios de la provincia de Zamora, habrían sido víctimas de un robo, según los primeros indicios, ya que había cajones y armarios abiertos.

Ambos cuerpos presentaban signos de gran violencia, golpes en la cabeza y varias cuchilladas, y el piso estaba revuelto y con mucha sangre. 

Manifestación vecinal

Al día siguiente del doble crimen, el viernes 19 de enero, cientos de vecinos de Otxarkoaga se manifestaron en señal de duelo y de protesta por ese suceso, y reclamaron “más seguridad” en el barrio.

Junto a otros miembros del gobierno municipal (PNV-PSE) y representantes de otros grupos políticos municipales, al acto asistió el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, que fue increpado por algunos de los manifestantes.

En la marcha se corearon gritos como “Aburto dimisión” y “Ayuntamiento, miento, miento”.