Detenidos tres hombres por atracos a nueve comercios, robos y sustracción de coches

Los Mossos d’Esquadra han detenido en Barcelona a tres hombres, de los que uno ha ingresado en prisión, por los presuntos delitos de atraco a nueve comercios, robo violento y tirones a nueve personas, y sustracción de hasta 7 vehículos, también de forma violenta, todo ello entre los días 27 y 31 de agosto.

Las detenciones se produjeron en el barrio de Sant Andreu de Barcelona después de una investigación que determinó que el grupo había realizado una serie diversos robos violentos en los últimos días, aunque los agentes están investigando una decena de otros hechos a los que podrían estar vinculados.

Los delitos investigados por los Mossos comenzaron la noche del domingo 27 de agosto, cuando los detenidos atracaron dos panaderías y un bar en el municipio de Santa Coloma de Gramenet con dos furgonetas que habían sustraído previamente.

Los detenidos comenzaron atracando dos panaderías y un bar en Santa Coloma de Gramenet

Al día siguiente, lunes 28, realizaron varios atracos y tirones a peatones en Badalona y en el distrito de Sant Martí de Barcelona, con la ayuda de un vehículo que los policías encontraron quemado esa misma tarde, tras lo cual robaron un nuevo vehículo y atracaron un bar en Badalona, una farmacia en el distrito de Nou Barris, y a un ciudadano por la calle.

Durante el martes y el miércoles -29 y 30 de agosto, respectivamente- robaron un vehículo en Montcada y Reixac y atracaron a un taxista y a un camionero de forma violenta, tras lo que volvieron a quemar un vehículo, y la noche antes de su detención robaron el coche a una mujer, atracaron dos bares e intentaron robar a un peatón que caminaba por la acera en el distrito de Sant Martí.

Los presuntos criminales, tres ciudadanos españoles de entre 35 y 43 años de edad, fueron detenidos entre el jueves y el viernes, después de los últimos robos, por un mínimo de 24 delitos, aunque los investigadores trabajan para esclarecer una decena de otros hechos a los que estarían vinculados.

Los autores de los robos utilizaban la intimidación con navajas o jeringas, y no dudaban en golpear a aquellos que se resistían, aunque no ocasionaron lesiones de consideración a ninguna de las víctimas, han explicado los Mossos. Tras pasar a disposición judicial, el juez ha decretado libertad para dos de ellos y el ingreso en prisión para el tercero.

Los autores utilizaban la intimidación con navajas o jeringuillas y no dudaban en golpear a aquellos que se resistían

Loading...