Inicio Sucesos Detienen a una joven por rociar la cara con amoniaco a su...

Detienen a una joven por rociar la cara con amoniaco a su novio en Málaga

Imagen de archivo de un vehículo de la policía local de Málaga / POLICÍA LOCAL

Discutieron en casa y ella acabó rociándole la cara con amoniaco. Así relató lo ocurrido un hombre a los policías locales de Málaga que intervinieron tras la riña registrada en un domicilio situado en la zona de La Luz de la capital. Los agentes acabaron deteniendo a la joven, según han precisado las fuentes consultadas por este periódico.

Los hechos tuvieron lugar hace unas semanas. Sobre las 05.30 horas de la madrugada saltaron las alarmas. Una llamada a la Sala del 092 de la Policía Local de Málaga informaba de que se escuchaban los gritos de una mujer en el interior de una vivienda, así como golpes.

Ante la descripción de lo que ocurría, la sala movilizó inmediatamente a una patrulla para que acudiera al domicilio y comprobar lo que allí sucedía. Sin embargo, cuando acudían al lugar de los hechos, los agentes encontraron en la calle a una joven, española de 26 años, llorando con la cara enrojecida.

Los policías locales detuvieron el vehículo y se preocuparon por lo que le había pasado. La chica les contó que acababa de tener una fuerte discusión con su pareja y que había sido agredida. Aseguró que estaba en la calle porque su pareja la había echado de la vivienda con todas sus pertenencias, según han indicado las fuentes consultadas.

Al parecer, cuando los agentes se encontraban con la joven, salió del portal su pareja, un hombre de 59 años y de nacionalidad española. Muy nervioso, ofreció a los policías locales su versión de los hechos. Según su relato, había tenido una discusión con la joven y ella le había echado amoniaco en el rostro, asegurando además que le dio un bofetón en la cara. El hombre manifestó que se había tenido que lavar el rostro con abundante agua para evitar lesiones.

Finalmente, los policías locales acompañaron a la mujer al domicilio. Se trataba del mismo del que habían denunciado por teléfono que se escuchaban gritos y golpes. La vivienda estaba abierta y los agentes comprobaron que el interior estaba revuelto.

Asimismo, encontraron una botella de amoniaco tirada en el suelo, que estaba prácticamente llena. Siempre según las mismas fuentes, los agentes procedieron en ese momento a su detención y traslado a dependencias policiales.

Publicidad