Dos falsas blogueras de Divinity, investigadas por estafa

Casi un centenar de fotógrafos han interpuesto sendas denuncias ante la justicia por la posible estafa perpetrada por parte de dos blogueras de moda que decían trabajar para la cadena Divinity. Las investigadas son una madre y su hija que a través de una empresa de organización de bodas cometían el presunto delito.

Por ello, el juez de Instrucción número 15 de Madrid ha comenzado una investigación para aclarar el suceso a la vista de los acontecimientos. Según los afectados, las denunciadas habían creado una trama para captar nuevos clientes mintiendo en cuanto a su participación en el canal del grupo de Mediaset.

Casi un centenar de afectados han denunciado a las falsas blogueras

Para proceder a realizar la estafa, las denunciadas captaban a sus futuros clientes a través de Internet donde les vendían sus falsos servicios. Estos consistían en la supuesta elaboración de un ficticio programa de bodas que se emitiría posteriormente en la cadena Divinity. Las protagonistas se presentaban como blogueras de moda del citado canal de televisión.

Una vez contactados, las investigadas se reunían con los demandantes en el hotel Ritz de Madrid para dar una apariencia falsa de seriedad. Entonces, firmaban un contrato, y si lo hacían, se les garantizaban un mínimo de doce bodas al año por 800 euros.

Firmaban un contrato con los denunciantes y desaparecían

Una vez firmado el acuerdo, madre e hija desaparecían sin dejar rastro dejando a su paso casi un centenar de afectados. Una de las acusaciones particulares, que lleva a cerca de veinticinco víctimas desde el pasado enero, les acusa de la presunta comisión de delitos de estafa, apropiación indebida, administración desleal y alzamiento de bienes.

Sin embargo, el pasado viernes las investigadas negaron ante el juez que se vendieran como intermediarias comerciales y mantuvieron que nunca se les garantizó nada en el contrato, indicando que se trababa de una empresa de publicidad y no de organización de bodas. Según su relato, se encargaban de organizar eventos para que fuera novias y los fotógrafos expusieran sus trabajos.

Acusadas de estafa, apropiación indebida, administración desleal y alzamiento de bienes

Pese a las declaraciones de las investigadas, los denunciantes aseguran que no se organizó ningún evento en año y medio. Asimismo, durante la comparecencia en sede judicial, el juez les requirió aportar documentación mercantil para acreditar las operaciones comerciales con los clientes presuntamente estafados.

Loading...