Dos heridos por los boloencierros de Mataelpino

El alcalde de Mataelpino, Javier Pérez de los Nietos, ha anunciado que el Ayuntamiento revisará las medidas de seguridad y reforzará la información de los ‘boloencierros’ que se celebran durante las fiestas patronales, al haberse registrado dos heridos en esta última edición. En declaraciones a Europa Press, el primer edil ha explicado que el primer herido se registró este viernes y sufrió fractura de costillas, mientras que el segundo fue este sábado y sufrió un “traumatismo craneoencefálico severo”.

A juicio del regidor, es “preocupante” que se produzcan heridos durante la celebración de este espectáculo, en el que se utiliza una bola de más de 300 kilos, que recorre un tramo de 500 metros, de los que 100 son con “bajada pronunciada”.

“Vamos a revisar todas las medidas de seguridad, reforzar la información porque estamos teniendo muchísimas visitas de personas que vienen de todo el mundo. No queremos que sea un evento trágico, queremos que sea un evento lúdico. Vamos a modificar todo lo que se tenga que hacer para que siga siendo una gran fiesta”, ha resaltado.

El alcalde ha recalcado que el boloencierro es un espectáculo “algo diferente” a los encierros con reses, en el que se utiliza una bola “muy grande, con riesgos”. “Hay cierta prensa que hace publicidad del evento como algo inocuo y que no se corre ningún riesgo, pero no es así. Es una bola grande y hay que tener las mismas precauciones que en cualquier otra actividad de riesgo”, ha puntualizado.

“La gente está acostumbrada a enfrentarse a los toros ellos y sabe que no se puede quedar nunca delante quietos porque les pueden cornear. Sin embargo, con la bola piensan que no les puede hacer nada y no es así, porque si reciben el impacto directo puede ser grave”, ha añadido.

En este sentido, el primer edil ha concluido que durante los encierros de las fiestas patronales no se registró “ni un sólo atendido por asta de toro ni por lesiones”, mientras que durante los boloencierros se produjeron los dos heridos.

Herido con pronóstico reservado

El hombre que resultó herido el pasado sábado durante el boloencierro continúa ingresado con pronóstico reservado, aunque su situación es “estable” tras una primera intervención quirúrgica que se le realizó el mismo día del incidente.

El accidente se produjo el pasado sábado, en el segundo encuentro de estos boloencierros, en los que los participantes no corren delante de un toro sino de una gran bola de resina sintética, coincidiendo con unas modificaciones emprendidas recientemente sobre la esfera, que ahora pesa 300 kilos frente a los 100 de los años anteriores.

El concejal de festejos de la localidad, Iván de la Llave, explicó que el herido que permanece hospitalizado se encontraba de visita en la localidad para participar en esta actividad, y tuvo que ser intervenido de urgencia tras golpearse la cabeza en la carrera, lo que le provocó un coágulo.

En concreto, el hombre permanece ingresado en el Hospital General de Villalba, tras ser alcanzado por la bola y golpearse contra la barrera.

Desde el Ayuntamiento han apuntado que mantienen “contacto directo” con la familia del accidentado, interesados en conocer cómo está siendo su evolución y para “darles ánimo y apoyo en esta situación tan complicada”.

Por otro lado, el viernes resultó herido otro hombre, cuya evolución ha sido “muy favorable”, por lo que pudo recibir el alta hospitalaria a las 24 horas.

Desde el Ayuntamiento de la localidad han pedido “el máximo respeto” para los heridos en el boloencierro y han solicitado que no se compartan las imágenes de estas personas siendo atendidas por los servicios sanitarios, por “respeto a su privacidad y a sus familias”.

Por otro lado, fuentes municipales han señalado a Efe que desde que se comenzaran a celebrar estos festejos, hace siete años, únicamente ha habido un caso de cierta gravedad, en 2013, cuando una mujer sufrió una fractura de clavícula y de pómulo tras ser golpeada por la pelota.

El resto de incidentes que se han registrado a lo largo de estos años han sido leves, todos por caídas y rozaduras.

Siete años de ‘boloencierro’

Mataelpino (1.700 habitantes) puso en marcha este peculiar encierro hace siete años, por ser más una opción barata que los encierros taurinos y también menos peligrosa.

Este año estos festejos del municipio, a 55 kilómetros al noreste de la capital, se han celebrado las mañanas del viernes y el sábado, con la tradicional versión para los adultos, en la que la bola se lanza hasta tres veces, y otras infantiles, con seis bolas reducidas y más ligeras.

La esfera ha sido reforzado para esta edición con un remate de caucho, aumentando su peso de 100 a 300 kilos, para que la bola de tres metros de diámetro no se parta por la mitad como ocurrió el año pasado.

La esfera ha sido reforzada para esta edición incrementando su peso desde los 100 hasta los 300 kilos

Loading...