Inicio Sucesos Dos sevillanos atrapados en Sudáfrica lamentan que el Gobierno no les ayuda...

Dos sevillanos atrapados en Sudáfrica lamentan que el Gobierno no les ayuda «nada» para salir del país

SEVILLA/JOHANNESBURGO, 29 Nov. (EUROPA PRESS) –

El sevillano Fran Mallín, que se encuentra atrapado en Sudáfrica junto a su pareja a causa del avance de la variante omicrón del Covid-19 y las restricciones que ha supuesto, ha lamentado este lunes que no reciben «ningún tipo de información por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores» y nos les han dicho «nada», destacando que han hablado en el aeropuerto con una representante de la Embajada, pero «lo único que nos ha dicho es qué compañías vuelan». «La agencia de viajes es la única que nos aporta soluciones», ha apostillado.

Mallín, en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, ha detallado que llevan en el aeropuerto de Johannesburgo «desde el domingo por la mañana». «Teníamos un primer vuelo a Estambul (Turquía) que se canceló, y la agencia nos facilitó un vuelo a Zúrich (Suiza)», pero «en la cola de facturación nos dijeron sin nada de cortesía que no podíamos embarcar por no ser suizos», ha explicado, añadiendo que lo único que han conseguido «es una prerreserva con la compañía KLM para el 4 de diciembre».

Sobre la imposibilidad de subir al vuelo al no ser ciudadanos suizos ha recalcado que «nos sentimos discriminados». Ha puesto de relieve que se sienten «perdidos y sin saber qué va a pasar».

Ha precisado que son «un grupo de once españoles» y tiene constancia de que en Sudáfrica «se encuentra otro grupo de 12». Ha resaltado que le han facilitado un hotel «para poder ducharnos y descansar y en el que nos vamos a quedar hasta que nos digan algo», advirtiendo que «Johannesburgo es probablemente la ciudad más peligrosa del mundo», por lo que «no podemos salir a la calle».

Preguntado por si ha notado un aumento de las medidas de restricción más duras debido al avance de esta nueva variante en el país, ha remarcado que «nos piden mascarilla en espacios comunes cerrados, pero no hay nuevas normas más restrictivas».

Publicidad