Educación envía un tercer requerimiento a Cataluña por 30 nuevos casos de adoctrinamiento al alumnado

Publicado 27/10/2017 12:28:42CET

Urnas de papel en las aulas, homenajes a ‘los Jordis’ y cursos “para defenderse de la Policía”, entre las denuncias presentadas

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha enviado este viernes un tercer requerimiento a la Consellería de Educación de la Generalitat de Cataluña por una treintena de nuevos casos de adoctrinamiento y acoso de alumnos pertenecientes a familias no independentistas, en el que pide al departamento dirigido por Clara Ponsatí i Obiols que “depure responsabilidades” y restaure “los derechos conculcados”.

Se trata del tercer requerimiento que Educación envía a la Generalitat sobre este asunto para dar trámite a las denuncias recibidas en la Alta Inspección Educativa sobre “irregularidades” en las aulas vinculadas a la convocatoria del referéndum del 1 de octubre, anulado por el Tribunal Constitucional, tal y como explica el documento al que ha tenido acceso Europa Press.

El primero data del 26 de septiembre y se refería a una decena de casos. Según explica el Ministerio de Educación, no se ha producido respuesta durante el mes de que disponía la Generalitat para contestar al Gobierno, por lo que el departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo estudia ahora emprender acciones legales. El segundo requerimiento recogía otra veintena de casos y fue enviado el 6 de octubre, de modo que la Consellería aún tiene margen para responder.

En cuanto a esta tercera reclamación, recoge denuncias vinculadas a la convocatoria de huelgas y manifestaciones en torno al mencionado referéndum e incide en que “involucrando a los alumnos en este tipo de actuaciones, se están conculcando diferentes derechos, desde el restarles tiempo y enseñanzas en su proceso educativo, como el de no proporcionarles la suficiente protección para su desarrollo personal e intelectual”.

“A la vez, se sesga su formación como ciudadanos libres, comprometidos con la sociedad y el respeto a los valores democráticos instaurados en la Constitución, al hacerles partícipes de un acto suspendido por el Tribunal Constitucional, por lo que es un acto no conforme a la norma del que los alumnos deberían permanecer alejados”, afirma el Ministerio de Educación.

“ESPAÑA ROBA A CATALUÑA”, SEGÚN LA PROFESORA DE INFANTIL

Se trata de casos como el denunciado por la madre de una alumna de la Escuela Pública Infantil de Vall-Llobrega, en Barcelona, quien asegura que la maestra explicó a los niños que “España roba a Cataluña y eso está muy mal”, así como “la maestra fabricó urnas de papel y enseñó a todos los niños a votar ‘sí'”.

En la misma línea, un padre explicó que su hija de 6 años y estudiante de la Escuela Rosella de Viladecavalls en Barcelona, le contó al salir de clase lo que había oído dentro: “Mi profesora nos comenta a todos los niños de clase que unos policías malos, con unas porras que se hacen grandes, pegaron y dispararon pelotas de goma contra la gente sólo porque querían votar y no les dejaban”.

Precisamente sobre este asunto, un padre del IES Salvador Espriu de Barcelona afirma que el llamado Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans dio en el instituto “una charla sobre ‘cómo defenderse de los Policias Nacionales” el pasado 2 de octubre.

HOMENAJES A ‘LOS JORDIS’ EN COLEGIOS E INSTITUTOS

En el CEIP Patronat Domenech, también de Barcelona, un padre denunció que se aprovechó un acto infantil “para protestar por el encarcelamiento de ‘los Jordis'”, que según otra denuncia, recibieron un homenaje en el Instituto Joan Brossa el pasado 16 de octubre para el que hicieron bajar al patio a los alumnos en horario escolar y guardar 10 minutos de silencio.

El padre de dos menores de 7 y 13 del Instituto de Calldenetes añade sobre este tema que el 17 de octubre el centro obligó a sus hijos a asistir a un minuto de silencio y que los profesores les explicaron que “Rajoy ha metido a estas dos personas en la cárcel por tener una manera de pensar distinta que él” para después hacerles cantar “in-de-pendencia”.

Mientras, en las Escolas Pías de Vilanova I la Geltru un padre dice que en la hora de castellano, los delegados de clase se presentaron en el aula de su hijo, de 14 años de edad, con una caja a modo de urna para que votasen ‘sí o no’ sobre la liberación de estas personas y convocarles a una huelga sobre el tema que tendría lugar días después.

En varios de los casos que Educación traslada a la Generalitat de Cataluña se especifica que las denuncias se han presentado reclamando anonimato porque, como dice una de las madres en la suya, “si dices algo te marcan”. En otros, los denunciantes son grupos de padres, como el que señala que en el acta de la reunión del AMPA de la Escuela Reina Violant figura un párrafo que recoge “niños castigados por hablar castellano en el aula”.

“La movilización de alumnos menores para participar en jornadas de protesta política” o el “adoctrinamiento a menores de 3 a 5 años por parte de una maestra de la escuela” son otros de los casos denunciados, muchas veces pidiendo a la Alta Inspección Educativa que guarde el anonimato por miedo al bullying que puedan sufrir los alumnos y porque, como dice otra madre “si dices algo, te marcan”.

Loading...