El abrazo cariñoso se extiende como método para apropiarse de lo ajeno

Los ladrones cambian de estrategias para adueñarse de lo que no es suyo. Si hace unos años se puso de moda el robo al estilo “Ronaldinho”, que consistía en simular un regate para crear desconcierto en la víctima y sustraerle la cartera, ahora es el método del abrazo o la mimosa uno de los que más prolifera, según las autoridades policiales.

La artimaña, que desde hace un tiempo se está extendiendo por diferentes zonas de España, consiste en que el caco se acerca a un transeúnte, normalmente una persona mayor, con la excusa de preguntarle algo y, acto seguido, le solicita un abrazo para darle las gracias. En ese preciso instante aprovecha para perpetra el hurto: con un movimiento rápido y discreto se adueña de algún objeto personal de valor, como una cartera o una joya.

El ladrón utiliza también besos, caricias e, incluso, ofrecimientos sexuales

En otras modalidades de este tipo de hurto, el delincuente se gana la confianza de la víctima por medio de caricias, besos e, incluso, de ofrecimientos sexuales, como muestra este vídeo difundido por Mossos d’Esquadra. Pero aunque pueda parecer un hurto “amable”, la policía alerta de que en ocasiones puede dar pie a un robo con violencia cuando la persona se da cuenta de las intenciones del ladrón, opone resistencia y éste responde de manera agresiva.

Desde hace un par de años se han producido decenas de detenciones en diversos puntos del Estado español relacionadas con bandas organizadas que practican el método del abrazo. La última ola de robos se ha detectado en Salamanca, donde varios ciudadanos han denunciado a través de redes sociales que algunos vecinos de avanzada edad de la ciudad han sufrido este tipo de hurto.

No obstante, el goteo de casos es constante, como demuestra que en Tarragona la Guardia Urbana arrestara hace pocos meses a una mujer por sustraer un collar de oro a una mujer mayor abrazándola, que el pasado mes de abril se detuviera a once personas por robar mediante este método en Córdoba y que en julio la Guardia Civil arrestara a cuatro personas más por mantener una banda organizada e itinerante que operaba de esta manera en distintos puntos de Zaragoza.

Respecto al modus operandi, es habitual que las víctimas no se den cuenta del robo hasta pasadas unas horas, tiempo suficiente para que los ladrones abandonen el lugar y se encuentren a muchos kilómetros. Los hurtadores suelen ir en grupos de dos personas –a veces también les acompaña un menor de edad- y a menudo utilizan un coche para escaparse a toda prisa del lugar donde cometen el delito.

Puede ocurrir en la calle o en casa

La víctima es abordada tanto en plena calle, donde el ladrón le pregunta por la dirección de algún lugar, o en su casa, donde el delincuente se hace pasar por un representante de alguna causa benéfica que recoge firmas. Tras obtener la información solicitada, éste se muestra agradecido con la víctima abrazándola o intentando besarla para acercarse a su verdadero objetivo: una joya, un reloj o un billetero.

Ante el auge de este método, las autoridades policiales recomiendan a las personas mayores y a sus familiares que estén alerta y desconfíen de desconocidos que se acerquen con un comportamiento poco habitual. Además, aconsejan que las personas mayores vayan siempre acompañadas y que no paseen por lugares aislados y solitarios, poco alumbrados, despoblados o alejados de los núcleos de población.

También recomiendan caminar por la parte interior de la acera, colocando el bolso –preferentemente de asa o sin correa- en el lado de la pared, y no resistirse si el ladrón utiliza la técnica del tirón para evitar ser arrastrado. Por otro lado, insisten en la importancia de no hacer ostentación de joyas u objetos de valor y no aceptar ninguna propuesta que se le ofrezca por la calle. Por último, la policía pide la colaboración ciudadana para identificar a las personas que lleven a cabo este tipo de actos delictivos.

Los ladrones que utilizan este método suelen ir en grupo y utilizar un coche para escapar

Loading...