El agente detenido por asesinato fue condenado en 2013 por agredir a un mantero

El agente de la Guardia Urbana detenido ayer por su implicación en el asesinato de otro agente cuyo cadáver apareció calcinado cerca del pantano de Foix fue condenado en 2013 por agredir a un mantero.

La sentencia le castigó a una multa de 600 euros por “golpear más de diez veces al vendedor sin que éste presentase ninguna resistencia”. Los golpes fueron “gratuitos e inncesarios”. El juez relata que la conducta del agente “no estaba amparada de necesidad ni en el ejercicio del deber”.

El mantero estaba vendiendo gafas de sol cuando después salir huyendo tras divisar a la policía fue atrapado por un grupo de agentes. Uno de ellos, que iba de paisano, le acabó golpeando en varias ocasiones con una porra extensible. El video grabado con el móvil por parte de una peatón que presenció fue clave para que el agente fuera condenado.

Otro de los arrestados ayer era la pareja de la víctima, Rosa P.V. La mujer salió al escaparate público después de que denunciara la difusión de una foto sexual suya, un asunto por el que está siendo juzgado un subinspector de la Guardia Urbana, expareja de la detenida. Los detenidos este sábado mantenían una relación a escondidas.

Los Mossos d’Esquadra están investigando el grado de implicación que tienen ambos con el crimen. El fallecido estaba de baja, a la espera de que se cerrara un expediente administrativo por la agresión a un motorista que provocó que fuera suspendido de empleo y sueldo.

Jané defiende la buena labor de la Guàrdia Urbana

Con todo, el conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha defendido la “buena labor” de la Guardia Urbana de Barcelona. En declaraciones realizadas en el Circuito de Barcelona-Catalunya coincidiendo con la celebración del Gran Premio de España de Fórmula 1, Jané ha subrayado que se trata de un caso en el que “se ha decretado el secreto de las actuaciones” y ha recordado que la policía autonómica continúa con las investigaciones.

“Quiero recordar, en primer lugar, que estamos en un caso judicializado, que se ha decretado el secreto de las actuaciones y que, además los Mossos d’Esquadra continúan con sus investigaciones”, ha puntualizado Jané. No obstante, ha enviado todo su “apoyo” al cuerpo de la Guardia Urbana de la capital catalana y ha defendido su “buena labor” para mantener “la seguridad” de Barcelona.

También se ha referido a la cuestión el secretario de organización la Central Sindical Independiente de Funcionarios en la Guàrdia Urbana, Eugenio Zambrano, quien ha desvinculado el crimen con el cuerpo. “Hay que desvincularlo del todo de la actividad policial, es un crimen pasional”, ha asegurado Zambrano en RAC 1, para quien los crímenes sentimentales afectan a todos los colectivos profesionales y no ve por qué este caso debería afectar a la credibilidad del cuerpo.

El caso se dio a conocer la semana pasada, al difundirse que el cadáver hallado en el maletero de un vehículo que se localizó cerca del pantano de Foix, era el de un agente de la Guardia Urbana que fue apartado del cuerpo por agredir a un motorista y que actualmente era pareja de una agente víctima de una “pornovenganza” por parte de otro policía.

Loading...