El atracador muerto en Mairena fue expulsado de la Guardia Civil

El atracador que murió este martes durante el intento de robo del chalé de un empresario en Mairena de Aljarafe (Sevilla) había sido agente de la Guarda Civil hasta que fue expulsado por quitar dinero de la cartera de una persona a la que paró en un control de tráfico.

Según adelanta Diario de Sevilla, el fallecido, conocido como ‘El Pocholo’, una vez expulsado del Instituto Armado, creó una banda de atracadores con la que robaban droga a narcotraficantes. No obstante, resultó detenido y ahora, tras quedar en libertad, volvía a la actividad delictiva.

Ataviados con chalecos de la Guardia Civil

Este martes, ‘El Pocholo’ y su banda querían dar un nuevo golpe en la urbanización aljarafeña de Las Tinajas. Allí tiene su finca el empresario del textil Joaquín Henares. No obstante, cuando intentaban saltar la tapia de la parcela, un vecino los vio y llamó a la Guardia Civil. Una vez que los agentes de la Guardia Civil y la Policía Local de Mairena se personaron en el lugar observaron a varios individuos encapuchados y con chalecos de la Guardia Civil -que ‘El Pocholo’ aún conservaba- que afirmaban que eran compañeros “de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Sevilla”.

No obstante, ante las dudas, los agentes pidieron a los encapuchados que se identificaran. Fue entonces cuando ‘El Pocholo’ sacó su arma para encañonarlos, a lo que uno de los guardias civiles respondió con un disparo que terminó por costarle la vida.

El empresario: “Me decían que tenía mucho dinero y que lo iban buscando”

Tras esto, los agentes detuvieron a dos personas en el lugar y a otra más “fuera de la vivienda”. Asimismo, se incautaron varias armas de fuego de las que al menos una de ellos es real. El caso se encuentra bajo secreto de sumario decretado por un juez de Sevilla y la Guardia Civil cuenta con un plazo de 72 horas para poner a los detenidos a disposición judicial.

Por su parte, el empresario víctima del atraco, Joaquín Henares, ha explicado que la vivienda fue allanada por cuatro hombres y que él llegó a “despedirse de la vida” después de que le pusieran una bolsa en la cabeza.

En declaraciones a los periodistas a las puertas de su casa, ha asegurado que se encuentra afectado por unos hechos por los que él y uno de los trabajadores de la casa han sufrido heridas. “No buscaban ropa. Me decían que tenía mucho dinero y que lo iban buscando”, ha señalado el empresario, que ha relatado que les pusieron “una bolsa de plástico y me despedí de la vida tranquilamente”, hasta que las fuerzas del orden abortaron el atraco.

Loading...