El bebé hallado en un contenedor en Ourense irá con una familia de acogida cuando le den de alta

Actualizado 18/09/2017 15:58:39 CET

   La Policía revisa las cámaras de los negocios cercanos para esclarecer quién lo abandonó y se indaga entre las mujeres que salían de cuentas

   OURENSE, 18 Sep. (EUROPA PRESS) –

   El bebé de 37 semanas de gestación que este domingo fue encontrado en un contenedor de la basura en Ourense sigue hospitalizado con un “buen estado de salud” y la Xunta, a través del sistema de protección de menores de la Consellería de Política Social, le busca una familia de acogida, con la que irá cuando reciba el alta.

   Según han informado a Europa Press fuentes relacionadas con el caso, el niño está ingresado en la unidad de neonatos del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), aunque “dado su buen estado de salud”, se prevé que su salida del centro hospitalario sea “en los próximos días”.

   La Consellería de Política Social ha asumido la tutela urgente del recién nacido y la búsqueda de una familia de acogida para cuando se produzca el alta hospitalaria. Este departamento ha señalado a Europa Press de que su “prioridad” será “establecer el acogimiento familiar del menor” y, “posteriormente, una medida de protección más estable”, como podría ser la entrega en adopción.

   En el caso de que se encuentre a la familia biológica del menor, este departamento de la Xunta ha explicado que se “analizará un posible plan de trabajo o la desvinculación legal con el menor”.

REVISIÓN DE GRABACIONES

   Precisamente, la Policía de Ourense revisa las grabaciones de los comercios cercanos al contenedor de basura en el que apareció abandonado el recién nacido para intentar aclarar quién pudo haberlo depositado en su interior.

   Fuentes de la investigación han confirmado a Europa Press que se están revisando las cámaras y grabaciones de los negocios cercanos a la calle Río Bibei, en la que se encuentra el contenedor en el que un indigente descubrió al recién nacido, por si se pudiera encontrar alguna imagen de la persona que lo arrojó allí.

   Las investigaciones intentan conocer si la madre podría ser una de las mujeres que en Ourense estaban en gestación y salían de cuentas por estas fechas, teniendo en cuenta que el bebé tiene 37 semanas de gestación. Las fuentes consultadas en la Policía cifran en torno a unas cien mujeres las que se hallarían en esta situación.

   En un principio, las pesquisas se centran entre las residentes en la zona. Sin embargo, fuentes policiales han señalado que esta búsqueda podría ser infructuosa en el caso de la madre no hubiera acudido a un centro médico.

   Además, se están “filtrando” las declaraciones de los testigos, por si, en el caso de que la mujer no hubiera ido al médico, alguien tuviera alguna noticia o sospecha.

   Así, las fuentes policiales consultadas han explicitado que “todas las vías están abiertas” e incluso se baraja la opción de que la persona que lo depositó en el contenedor “podría no ser de la ciudad”.

EXPEDIENTE DE PROTECCIÓN DE MENORES

   Por su parte, la Fiscalía de Menores de Ourense ha incoado un expediente de protección de menores en el que solicita al CHUO un informe sobre la situación personal y el estado de salud del niño y también pide a la Policía información sobre el estado de las investigaciones.

   En un comunicado, el ministerio público apunta que, una vez que la Fiscalía de Menores reciba el informe social, lo remitirá a la Xunta para que adopte de inmediato las medidas de tutela urgente del bebé recién nacido.

DESCUBIERTO POR UN INDIGENTE

   El bebé fue descubierto por un indigente que se encontraba revisando el contenido de un contenedor situado en el número 20 de la calle Río Bibei. Tras recibir los primeros auxilios, el pequeño, caucásico y de dos kilos de peso, fue trasladado al CHUO y se encuentra fuera de peligro.

   La Consellería de Política Social ha abundado en que existe una línea de ayuda social, el teléfono 116.111, en el que, de forma anónima, una futura madre o cualquier persona puede dar conocimiento de situaciones similares y recibir asesoramiento especializado para buscar una solución que no conlleve riesgo alguno para la salud de los menores, como ha ocurrido en el caso de Ourense.


Loading...