‘El Chicle’, de nuevo en el juzgado para declarar por la muerte de Diana Quer

José Enrique Abuín, ‘El Chicle’, ha llegado al juzgado de instrucción número uno de Ribeira (A Coruña) para volver a prestar declaración, después de acogerse a su derecho a no hacerlo el 1 de enero, ante la magistrada de guardia, por la desaparición y muerte de la joven Diana Quer.

Su entrada en el juzgado, a las 10:37, cubierto con una capucha y algo más de veinte minutos antes de la hora a la que estaba citado, las 11 de esta mañana, ha estado precedida de los gritos de vecinos de la zona, que han llamado “asesino, cabrón” al único arrestado por este caso, en cuya casa han aparecido, además, pintadas referentes a este asunto.

Rosario Rodríguez (c), esposa de José Enrique Abuín, alias 'el chicle' (i), a su llegada al juzgado de Ribeira
Rosario Rodríguez (c), esposa de José Enrique Abuín, alias ‘el chicle’ (i), a su llegada al juzgado de Ribeira (Lavandeira Jr)

Se acogerá de nuevo a su derecho a no declarar

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha especificado que se trata de una cita presencial, por lo que a este hombre, casado y padre de una menor, han tenido que conducirlo en esta jornada al municipio costero de Ribeira desde el penal de Teixeiro, en el que se encuentra interno en régimen de prisión provisional incomunicada y sin fianza.

La mujer del detenido, Rosario Rodríguez, ostenta ahora, como él, la condición de investigada. Ella ha sido la primera en salir del juzgado después de declarar. La mujer ha salido tranquila, tapándose el rostro solo con su melena suelta. Se ha sentado en el asiento trasero de un vehículo particular. Todo indica que nose decretrará su ingreso en prisión

La causa había sido archivada de forma provisional hace casi nueve meses y se retoma en este momento tras la detención de Abuín, que condujo a los investigadores la madrugada del 31 de diciembre hasta los restos de la chica madrileña de 18 años desaparecida el 26 de agosto de 2016.

En concreto, en el auto el magistrado cita la posible comisión de un delito de detención ilegal y otro de homicidio o asesinato, así como la posibilidad de uno adicional de atentado contra la libertad sexual.

Rosario Rodríguez, su mujer, ha salido tranquila del juzgado y todo indica que no irá a la cárcel

Loading...