Inicio Sucesos El Defensor del Pueblo condena las agresiones homófobas y pide combatir «firmemente»...

El Defensor del Pueblo condena las agresiones homófobas y pide combatir «firmemente» cualquier mensaje intolerante

   MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) –

   El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha condenado los recientes ataques homófobos producidos en España, ataques por los que muestra su «gran preocupación», y ha hecho un llamamiento al conjunto de la sociedad, y muy particularmente a los poderes públicos, formaciones políticas y medios de comunicación, para que combatan «firmemente» cualquier mensaje intolerante.

   El Defensor recuerda que en los últimos meses se han producido en distintos puntos de España «brutales» agresiones que presuntamente han tenido como motivación la orientación sexual de las víctimas. En este sentido, recuerda con «especial dolor» la «feroz paliza» que acabó con la vida del joven Samuel Luiz al que sus agresores profirieron todo tipo de insultos homófobos.

   Tras la última agresión homófoba a un joven en Madrid, ocurrida esta misma semana, Fernández Marugán considera que una institución como el Defensor del Pueblo no puede permanecer «impasible» ante estos «graves hechos».

   En este sentido, reitera el compromiso de la institución con el impulso de las medidas necesarias para prevenir estos delitos y asegurar que las víctimas tengan acceso a una protección real y efectiva por parte de las administraciones públicas.

   En su opinión, es necesaria una «apuesta firme y clara» por la educación en igualdad para erradicar este tipo de conductas y luchar contra aquellos que promueven la discriminación directa o indirecta.

   «Este tipo de agresiones no pueden tener cabida en una sociedad democrática como la nuestra», señala Fernández Marugán. Además, como ya ha denunciado en otras ocasiones, tampoco pueden tener cabida «mensajes que inciten a la violencia directa o indirectamente». «No lo podemos permitir», añade. A su juicio, la tolerancia y la compresión hacia los demás facilitarán una sociedad más inclusiva y, por tanto, «mucho más libre y democrática».

Publicidad