El exadministrador de Luis del Olmo, condenado a cárcel por expoliar al periodista

La Audiencia de Barcelona ha condenado a diez años y medio de cárcel a Rogelio Rengel, exadministrador de los bienes de Luis del Olmo
, por apropiarse de más de 14 millones de euros de las empresas del periodista entre los años 2005 y 2011, enmascarando las salidas de dinero como inversiones. Según esta sentencia, Rengel cometió un delito continuado de apropiación indebida y otro societario de falsificación de cuentas.

La resolución judicial obliga al exadministrador a indemnizar a las sociedades de Luis del Olmo con los 14,3 millones de euros que presuntamente desvió de sus cuentas. La sala cree probado que el acusado aprovechó la “profunda relación de amistad” que mantenía con el periodista, su esposa e hijos, para desviar fondos de sus sociedades, haciendo constar las salidas de dinero en la contabilidad de las mismas como “inversiones que a la práctica no se realizaron”.

El tribunal considera “imperdonable” que Luis del Olmo no estableciera “unos mínimos controles”

Según sostiene la sentencia, Del Olmo y su esposa encomendaron al procesado que les administrara las sociedades que crearon para gestionar sus ingresos -Producciones Lumer y Sociedad Profesional de Periodismo-, por lo que Rengel asumió en exclusiva la contabilidad de las mismas. Como mínimo desde el año 2005, el condenado empezó a desviar fondos de ambas sociedades hasta que en agosto de 2011 se descubrió el desfalco, según la sentencia.

Además de a la familia Del Olmo, la Audiencia de Barcelona ha considerado probado que Rogelio Rengel se hizo con otros 176.752 euros en total de cantidades pertenecientes a otros familiares y amigos suyos, con la excusa de que iba a destinarlos a inversiones. La sala, que absuelve al procesado del delito de alzamiento de bienes por el que se le acusaba, obliga también a Rengel a a pagar sendas multas por un montante total de 7.500 euros.

El exadministrador escribió unas cartas reconociendo parte de los hechos

El tribunal descarta aplicar la agravante de abuso de confianza al procesado, al entender que “resulta imperdonable” que Luis del Olmo no estableciera “unos mínimos controles” de sus bienes, lo que en opinión de la sala supone una “dejación” que le impide endurecer la pena al procesado. Tampoco acepta la sala la atenuante de confesión del procesado porque, a su parecer, no ha asumido la totalidad de los hechos ilícitos de que se le acusaba.

Según la Audiencia, Rogelio Rengel escribió unas cartas reconociendo parte de los hechos y, seguidamente, ingirió medicamentos con el propósito aparente de suicidarse, por lo que nunca habrían llegado a su destino si no hubiera fracasado en su propósito por la intervención de terceras personas.

Tras salir a la luz el caso, en agosto de 2011, el periodista explicó que su antiguo socio e íntimo amigo se había adueñado de más del 50% de sus ahorros a causa de una gestión negligente y presuntamente delictiva. “Era algo más que amigo. Era un hermano”, se sinceró Luis del Olmo en esta entrevista realizada antes de la celebración del juicio en la que ofrece más detalles de este episodio de su vida.

Rengel deberá indemnizar a las empresas de Luis del Olmo con 14,3 millones de euros
Loading...