El funeral por la familia que murió haciendo barranquismo se celebra hoy

La Iglesia Parroquial de Santiago, en Don Benito (Badajoz), acoge, este viernes a las 18,30 horas, el funeral por los cuatro vecinos de esta localidad, un matrimonio y dos de sus tres hijos, que perdieron la vida cuando hacían barranquismo en la Garganta de Hoyos, situado en Jerte (Cáceres), tras verse sorprendidos por una rápida crecida del río consecuencia de las últimas precipitaciones registradas.

El Ayuntamiento de Don Benito ha decretado tres días de luto oficial por el fallecimiento de estas cuatro personas, todas ellas miembros de una familia que residía en esta localidad pacense. El alcalde, José Luis Quintana, ha manifestado que eran personas muy conocidas en Don Benito. La madre, M. G., gestionaba una casa rural, llamada Los Abuelos de Mengabril, en una localidad cercana a Don Benito, y el padre, J. G-M., trabajaba en una empresa dedicada a la maquinaria agrícola. “Eran aficionados a este tipo de actividades”, ha dicho Quintana, en referencia al deporte del barranquismo, motivo por el que estaban en Jerte.

La familia practicaba, este jueves, barranquismo en una zona de iniciación de este deporte, sin aparente peligro y acompañada de un monitor, ha explicado la delegada del Gobierno, Cristina Herrera. Al parecer, una tromba de agua les hizo caer desde el lugar en el que se encontraban y les arrastró, circunstancia de la que ha alertado a Emergencias el monitor, que no sufrió heridas. A raíz de ese momento, el Centro 112 de Emergencias activó un plan de búsqueda y localización en el que han intervenido miembros de la Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil, Cruz Roja, buceadores, efectivos sanitarios y un helicóptero.

Efectivos de Bomberos, Guardia Civil, Protección Civil y personal sanitario junto al centro médico de Jerte, lugar de coordinación de operaciones para rescatar a los integrantes de una familia que practicaba esta mañana barranquismo en el Barranco de Hoyos (Jerte). Efectivos de Bomberos, Guardia Civil, Protección Civil y personal sanitario junto al centro médico de Jerte, lugar de coordinación de operaciones para rescatar a los integrantes de una familia que practicaba esta mañana barranquismo en el Barranco de Hoyos (Jerte). (Eduardo Palomo / EFE)

Este dispositivo permitió localizar en un primer momento a los tres menores, dos niñas de 11 y 9 años, y un niño de 6 años. A las dos primeras se les practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar, pero los médicos no pudieron recuperar sus constantes vitales. Posteriormente, fueron encontrados los cadáveres de los padres por los efectivos de salvamento. El menor de la familia, que presentaba heridas leves, fue trasladado al Hospital Virgen del Puerto de Plasencia, al que se han desplazado familiares cercanos.

El Centro de Urgencias y Emergencias de Extremadura tenía activado para hoy el aviso amarillo por lluvias y tormentas en las comarcas de Tajo, Alagón, Villuercas, Montánchez, La Siberia y zona norte de la provincia de Cáceres, donde su ubica el municipio de Jerte. De hecho, esta zona norte cacereña registró este jueves intensas lluvias, entre 34 y 52 litros por metro cuadrado según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Los cuatro cadáveres fueron trasladados al Consultorio Médico de Jerte, donde se ha establecido el punto de asistencia y coordinación, para posteriormente ser llevados al Instituto Anatómico Forense de Cáceres. El alcalde de Jerte, Gabriel Iglesias, ha calificado el hecho de “tragedia tremenda”, y la presidenta de la Diputación Provincial de Cáceres, Rosario Cordero, ha dicho que “hoy, lamentablemente, hablamos de vidas humanas”, en alusión a la inundación de lodo y agua que registró el pasado miércoles Valverde de la Vera, donde no hubo daños personales pero sí materiales.

El alcalde de Jerte, Gabriel Iglesias, ha calificado el hecho de “tragedia tremenda”

Loading...