El marido de la mujer asesinada será trasladado de Miranda a Vitoria

El marido de Ana B.J, la vitoriana de 44 años cuyo cadáver apareció el martes dentro de un turismo en Miranda de Ebro (Burgos), será trasladado este viernes a Vitoria para prestar declaración ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, han confirmado a Efe fuentes judiciales.

El hombre fue detenido el mismo martes en Vitoria y fue trasladado a dependencias policiales de la citada localidad burgalesa, donde confesó ante la Policía Nacional haber matado su mujer con un arma blanca de grandes dimensiones. La pareja, que estaba en trámites de separación, vivía desde hace varios años en Turiso, un pequeño núcleo perteneciente al municipio alavés de Lantarón, que está situado a unos quince kilómetros del punto en el que apareció el cadáver.

El traslado del marido a un juzgado de Vitoria refuerza la tesis de que la mujer fue asesinada en Álava y que su cuerpo fue posteriormente llevado a Miranda de Ebro. Precisamente este jueves El Correo publica que el homicidio se cometió en la casa familiar de Turiso, donde la Policía halló restos de sangre en la cocina y al arma homicida en una caseta anexa.

Según este periódico, tras cometer el crimen el hombre limpió la estancia, colocó de cuerpo de su mujer en los asientos traseros del coche y abandonó el turismo en Miranda de Ebro para dirigirse después a su puesto de trabajo en la planta de Mercedes en Vitoria, donde fue detenido.

Su traslado mañana a un juzgado vitoriano, que previsiblemente decretará su ingreso en prisión dada la gravedad del crimen y la confesión del hombre, parece indicar que efectivamente los hechos tuvieron lugar dentro del territorio alavés.

En este proceso judicial se personará como acusación popular la asociación Clara Campoamor y pedirá la pena máxima -prisión permanente revisable- y que se suspenda de manera inmediata la patria potestad del padre y se le prohíba comunicarse con sus dos hijos. Esta agrupación, dedicada a defender los derechos de la mujer, ya anunció ayer que “luchará para que la posible confesión del feminicida tras su detención no sea utilizada como circunstancia atenuante para rebajar la pena”.

Loading...