Inicio Sucesos El ministro de Universidades, Manuel Castells, no está de acuerdo con la...

El ministro de Universidades, Manuel Castells, no está de acuerdo con la separación de Ciencia y Universidades

Castells se compromete a trabajar estrechamente con Ciencia e Innovación, de Pedro Duque: «Hay dos ministerios, un solo proyecto»

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El nuevo ministro de Universidades, Manuel Castells, ha admitido que no está de acuerdo con la separación de las carteras de Ciencia y Universidades durante el acto de traspaso que ha protagonizado este lunes junto al ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque.

«No estoy de acuerdo con esta separación, pero al mismo tiempo es lo que hay y no va a haber grandes problemas, porque nadie nos prohíbe colaborar y diseñar políticas públicas para avanzar, que es lo que vamos a hacer», ha dicho el prestigioso catedrático de Sociología.

Castells ha admitido que la universidad «tiene una relación intrínseca con la ciencia y la innovación», algo que ha provocado «críticas por la existencia de dos ministerios en este Gobierno». «Tienen dos ministerios, pero un sólo proyecto», ha sentenciado al final de su breve intervención en el auditorio del edificio que albergaba el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, en Madrid.

DUQUE: «TENEMOS LA VOLUNTAD DE TRABAJAR JUNTOS

Después, Duque ha coincidido con Castells en la voluntad de coordinación entre ambos ministerios. «Como decía Manuel, está claro que la división administrativa no debe representar divisiones políticas», ha dicho el ministro de Ciencia e Innovación, que ha comenzado su intervención bromeando sobre la solemnidad de los discursos en este tipo de actos, provocando carcajadas entre los asistentes.

«Tenemos la voluntad de trabajar juntos. La promesa y el compromiso es que el proyecto sea uno y seguiremos teniendo una relación muy intensa», ha añadido el ahora ministro de Ciencia e Innovación pero ya sin Universidades, lanzando un mensaje tranquilizador a la comunidad universitaria y científica que se opuso a la fragmentación de las competencias en dos ministerios.

Además de por Duque, Castells ha estado acompañado del vicepresidente del Gobierno de Políticas Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, el nuevo ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

El nuevo portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, también ha arropado a Castells en su toma de posesión, junto a los diputados de En Comú Podem Jaume Asens y Gerardo Pisarello.

Al acto de toma de posesión han asistido además numerosos representantes del mundo universitario, encabezados por el presidente de la Confederación de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) y rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos. También el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Joaquín Goyache, o el de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Ricardo Mairal, entre otros.

MINISTRO RECIÉN ATERRIZADO: «ME ILUSIONA. SI NO, NO ESTARÍA»

A la salida del acto, Castells ha subrayado que tendrá buena relación con el Ministerio de Duque –«Nos vamos a llevar muy bien», ha asegurado– aunque ha pedido tiempo para asentarse tras pasar décadas dando clases en Estados Unidos.

«Ahora aterrizo de California después de 40 años, ¿qué puedo hacer? Enterarme primero», ha explicado a los periodistas, a los que ha reconocido estar motivado por formar parte del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos presidido por Pedro Sánchez. «Me ilusiona, si no, no estaría», ha explicado.

Castells, natural de Hellín (Albacete), cumplirá en febrero 78 años y asume una cartera, la de Universidades, que desapareció en 1981. Desde entonces ha estado integrada en Educación o Ciencia. El nuevo ministro ha sido propuesto por los ‘comunes’ de Ada Colau, que integran Unidas Podemos, socio de gobierno del PSOE.

Castells es uno de los principales teóricos a nivel mundial en el campo de la Sociología de la Comunicación y la Sociedad de la Información y ha publicado más de 20 libros. Su trilogía ‘La era de la información: economía, sociedad y cultura’ (1996-2003) ha sido traducida a 23 lenguas.

Además, ha trabajado como asesor de la Unesco, de la Comisión Europea, y de diferentes Gobiernos como el de Estados Unidos, Chile, México, Francia, Rusia, China, Brasil, Portugal y España, según se recoge en su currículum de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos), donde es catedrático emérito.

LA LEY DE UNIVERSIDADES, SU PRINCIPAL RETO

Castells asume con la cartera una repetida y postergada demanda de toda la comunidad universitaria: una nueva ley que permita modernizar la educación superior española, más autonomía y mejor financiación. Un propósito del ministro Pedro Duque que truncó el bloqueo político de 2019.

En 2018, cuando asumió el entonces Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, Duque anunció que impulsaría una nueva ley de universidades para su «modernización e internacionalización» que estuviera «comprometida con la educación pública» y que garantizase que «ningún talento se malogra por falta de recursos».

Desde entonces, Duque reiteró su propósito invitando a los grupos parlamentarios, a las comunidades autónomas y a los diferentes agentes de la comunidad universitaria a participar en la elaboración de un nuevo texto legislativo.

Con ese propósito, el Ministerio constituyó en septiembre de aquel año tres mesas de trabajo dedicadas al Estatuto del Personal Docente e Investigador (PDI), a la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, y a la potenciación de la internacionalización de las universidades españolas y su participación en el proyecto de universidades europeas como paso previo a la redacción de un borrador de la ley.

En diciembre de 2018, en una entrevista a Europa Press, Duque anunciaba que el Gobierno preparaba un «decálogo» de propuestas para reformar la ley de universidades que se presentaría a los diferentes grupos parlamentarios a principios de 2019. «En enero vamos a empezar a poner cosas negro sobre blanco y a hablar con los grupos políticos ya más en serio de cosas concretas», aseguraba el ministro, aunque ese decálogo nunca vería la luz.

El adelanto electoral que desembocó en el prolongado bloqueo político de 2019 frustró cualquier avance. Ahora, Castells hereda de Duque ese «pacto por la universidad» con «el máximo consenso de los agentes políticos y sociales» que PSOE y Unidas Podemos llevan en su acuerdo de gobierno.

El acuerdo establece el compromiso de dotar a la universidad de «una financiación adecuada y recursos suficientes, ampliar su capacidad de atraer y retener talento, garantizar su acceso en condiciones de igualdad en todos los niveles de formación y adaptarla a las nuevas realidades y necesidades», además de «garantizar la efectividad de los derechos del personal docente, fomentando su estabilización, investigador y de administración y servicios a través de una nueva Ley Orgánica de Universidades».