El Orgullo Gay finaliza con cinco detenidos por delitos de odio

La Policía Nacional ha detenido a 20 personas a lo largo de los diez días que han durado las celebraciones del WorldPride, entre los que se encuentran cinco jóvenes arrestados por ataques al colectivo LGTBI.

Desde el comienzo de la fiesta internacional que ha llenado las calles de Madrid de miles personas, la Policía Nacional ha desplegado una media de 1.200 agentes diarios que fueron incrementados el pasado sábado con motivo de la manifestación estatal del Orgullo 2017, ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.

Durante los diez días de celebración, un total de 20 personas han sido arrestadas con motivo del dispositivo, cinco de ellos por ‘LGTBfobia’. Además, se ha detenido a uno de los más importantes vendedores de droga en la zona centro de la capital y se han tramitado más de 50 actas por tenencia o consumo de sustancia estupefaciente.

Numerosas asociaciones e Instituciones han agradecido a la Policía Nacional la labor desempeñada durante todos los días de celebración del World Pride 2017

Por otra parte, la Brigada Provincial de Información esta comprobando diversos comentarios homófobos subidos a las redes sociales por una posible responsabilidad penal.

Asimismo, las dos agresiones motivadas por odio y que no han sido esclarecidas están siendo investigadas por el nuevo Grupo de Delitos Contra la Orientación Sexual que dispone de un teléfono gratuito, el 900.100.091, activo las 24 horas del día y los 365 días de año, para recoger cualquier información o denuncia de delitos por ‘LGTBfobia’.

Numerosas asociaciones e Instituciones han agradecido a la Policía Nacional la labor desempeñada durante todos los días de celebración del World Pride 2017.

Estas cifran dan un respiro tras un 2016 ciertamente violento. El año pasado fueron 239 las víctimas que denunciaron ataques ante Arcópoli -asociación LGTB en la región madrileña-, por lo que no es descartable, explica su presidente, Yago Blando, que hubiera muchas más y nunca lo contaran. De hecho, según la mayor parte de los estudios europeos, entre el 70 y 80% de las víctimas no llegan a denunciar.

El perfil del agresor que maneja la asociación a raíz de las denuncias es desolador: hombre de nacionalidad española, joven de entre 20 y 30 años, que probaría el diagnóstico que ya hacen las asociaciones: “Lo que está fallando es la educación porque son personas nacidas en un ambiente democrático, mucho más igualitario y que algunos han crecido incluso con la ley del matrimonio homosexual en vigor”.

Centro, seguido de Moncloa-Aravaca y Retiro, son los distritos de la capital que más agresiones contra el colectivo LGTBI. Tras la capital, también se han producido denuncias en Fuenlabrada, Parla, Alcalá de Henares, Getafe y Leganés.

El perfil de agresor: Joven de nacionalidad española de entre 20 y 30 años

Loading...