Inicio Sucesos El polémico alcalde de un pueblo de Madrid al que apoya Podemos...

El polémico alcalde de un pueblo de Madrid al que apoya Podemos se cita a pegarse con sus críticos

El controvertido alcalde de Serranillos del Valle, Ivan Fernández Heras, ha sorprendido a sus vecinos retando a una pelea en un ring a quien quiera. En una publicación en Facebook, el regidor pide que “dén la cara” quienes “utilizan sus miserias para atacar a mi equipo”.

El alcalde de la formación independiente Transparencia y Democracia Serranillos tiene en el Gobierno a, de un total de cinco, dos concejales de la marca blanca de Podemos en la localidad (Cambiemos Serranillos).

“Invito a todos ellos, esos rastreros y salvajes animales de dos patas [los que le han rayado el coche], a que si tienen ganas de liarla, que demuestren su valentía y nos veamos en el cuadrilátero del gimnasio del pabellón cubierto del colegio”, ha escrito Fernández Heras en su muro de Facebook.

“Nos vemos en el cuadrilátero”

El regidor acumula una polémica más a un historial ya cargado de salidas de tono.  “Me niego a ser políticamente correcto cuando seres despreciables utilizan sus miserias para atacar a mi equipo. Usan sus armas cobardes para hacerles daño. Ya son varios los coches afectados de mis compañeros, incluido el mío”, relata en su perfil social, en el que invita a poner “día y hora”

No voy a permitir que ataquéis más a mis compañeros que no tienen culpa de nada… Más claro no lo puedo decir“, concluye.

“Yo sólo les ofrezco la posibilidad de hacer deporte como el que juega al pádel… se la pongo botando y en el área pequeña“, matiza después.

En su hemeroteca atesora controversias, como cuando multiplicó por siete el gasto en las fiestas populares a un año de las elecciones. A pesar de tener 4.000 vecinos pasó de dedicar 45.500 euros de 2017 a 339.718. La intervención municipal llegó a detectar facturas sin consignar como 111.718 euros por una actuación de Hombres G, informó Abc.

Alcohol al volante

Asimismo, saltó a los titulares de la prensa porque su primera medida fue subirse el sueldo, mientras recortaba un 35% el salario a los 10 policías de la localidad. También fue pillado dando positivo al volante con una tasa en sangre de 0,57, por encima del 0,3 permitido.