El Prat pide a la Generalitat que revise las instalaciones de Plastiverd

El Ayuntamiento de El Prat de Llobregat ha pedido a la Generalitat que revise las instalaciones de la empresa Plastiverd (antigua terlenka-La Seda) después del incendio ocurrido este martes, que supone el tercer incidente que sufre la planta en el último mes.

Este martes, hacia las 17.00 horas, empezó a arder aceite térmico refrigerado que se almacenaba en las instalaciones de la industria química, lo que provocó una vistosa columna de humo negro que obligó a confinar a los vecinos en sus casas.

En un comunicado, el consistorio ha apuntado que la misma planta fue escenario, los pasados días 26 de octubre y el 3 de noviembre, de dos fugas de aceite térmico, que provocaron un fuerte olor en los barrios cercanos y la consecuente alarma entre la población.

“El Ayuntamiento de El Prat comparte la preocupación de la ciudadanía por esta sucesión de incidentes en la misma fábrica en tan poco tiempo de diferencia, por lo que insta a la Generalitat, como administración competente, a investigar a fondo las causas de estos incidentes y revisar el estado de las instalaciones de la empresa Plastiverd”, ha subrayado.

El consistorio ha abierto expedientes informativos que ha trasladado a la Generalitat en los tres casos, y ha informado de que hoy contactará con representantes de Plastiverd y de la Generalitat para valorar la situación.

Así fue el incendio

También ha apuntado que, tras el inicio del incendio de este martes, recibió consultas de la población respecto a por qué no habían sonado las sirenas de alerta de riesgo químico. En este sentido, ha detallado que la activación de las sirenas se efectúa desde el Centro de Coordinación Operativa de Cataluña (CECAT) del Departamento de Interior de la Generalitat cuando hay que advertir a la población para que se confine a causa de un accidente o fuga que provoque una nube química peligrosa para la salud.

Las características del incendio de este martes no implicaron un riesgo de nube química para la población, por lo que no sonaron las sirenas, a pesar de que se recomendó a los vecinos que no salieran de sus casas debido al espeso humo que causó el fuego.

Loading...