El sobrecogedor relato de una mujer asaltada y violada en su chalé

A veces, las peores pesadillas no sólo transcurren a través de las páginas de un libro y la pantalla de un televisor. Algunas se hacen tristemente realidad. Es el caso del brutal asalto sufrido por un matrimonio sin hijos en un chalé apartado en un pequeño pueblo de la Sierra de Madrid.

Ocurrió hace cuatro años, pero sus protagonistas no habían narrado aún su traumática experiencia a ningún medio de comunicación. Un equipo de Sin Filtros recoge ahora el testimonio de la mujer agredida, que accede a explicar la historia con el fin de agradecer la labor de la Guardia Civil.

Los bandidos se llevaron lo poco que encontraron de valor: joyas, relojes y algo de dinero en efectivo Los bandidos se llevaron lo poco que encontraron de valor: joyas, relojes y algo de dinero en efectivo (sinfiltros.com / Sin Filtros)

“Nos dijeron que nos matarían. Se ensañaron”

Eran las últimas horas de una tarde de principios de verano. Ella acaba de prepararse un té, y su marido trabaja en el despacho de la primera planta. De repente, un grito desgarrador rompe el silencio. Tres desconocidos con guantes de látex han accedido al domicilio.

Les han dado un soplo: en una caja fuerte de esa casa hay medio millón de euros. Un golpe fácil y rápido en el que supuestamente no encontrarían resistencia. Pero el plan se tuerce desde el principio. La casa donde han entrado no pertenece a un alto directivo de una federación deportiva, la víctima escogida. En la casa no hay caja fuerte ni dinero.

Tres ladrones sin piedad

Aun así, los delincuentes decidieron provocar el mayor daño posible y lo consiguieron. Maniataron y amordazaron al matrimonio después de golpearles sin piedad. Rociaron sus ojos con spray tóxico y violaron a mujer. Ella lo recuerda todo y lo cuenta con detalle. Después de tres horas de tortura inexplicable, se marcharon con lo poco que encontraron de valor: relojes y algo de dinero en efectivo.

Después de un año de investigación, los agentes dieron con los culpables siguiendo el rastro del ADN que el agresor sexual dejó en la mujer. Estaba en una prisión de la Comunidad Valenciana. Tras él, cayeron sus cómplices.

Todos ellos han sido condenados a 70 años de prisión: “La Guardia Civil hizo mucho más que su trabajo. Gracias a su empeño están en la cárcel. Hay cosas que funcionan en este país”, afirma.

“Gracias al empeño de la Guardia Civil están presos”

Efectivos de la Guardia Civil Efectivos de la Guardia Civil (F.guerrero / EFE)
Loading...