Encuentran el cadáver de una embarazada en el río y al bebé en casa de sus vecinos

Un sospechoso de la muerte de una mujer embarazada afirmó inicialmente que la mujer renunció a su hija recién nacida, pero más tarde admitió que se aprovechaba de ella para obtener al niño, según documentos judiciales presentados el lunes que no arrojaban luz sobre cómo murió la mujer.

Brooke Crews, de 38 años, y su novio William Hoehn, de 32 años, fueron acusados de conspiración para cometer un asesinato en la muerte de Savanna Greywind, de 22 años de edad. Pero el breve resumen de cargos no revela cómo la policía y los fiscales creen que Greywind murió.

La policía ha informado que los sospechosos “se habían aprovechado de Greywind en un intento de obtener a su hijo y posiblemente mantener a la niña como suya”

Greywind, que estaba embarazada de ocho meses cuando desapareció el 19 de agosto, fue objeto de varias búsquedas antes de que su cuerpo fuera descubierto por los kayakistas el domingo por la noche en el río, envuelta en plástico y cinta adhesiva. “Savanna fue víctima de un cruel y vicioso acto de depravación”, dijo el jefe de la policía de Fargo, David Todd.

El caso ofrece historias contradictorias ambos acusados. Lo que ambos sospechosos sí reconocieron fue “que se habían aprovechado de Savanna Greywind en un intento de obtener a su hijo y posiblemente mantener a la niña como suya”, ha informado la Policía. Crews y Hoehn también están acusados de conspiración por un supuesto secuestro y por dar información falsa a la policía. La fianza para ambos sospechosos es de 2 millones de dolares, algo “inalcanzable para cualquier persona normal”, recrimina Hoehn.

Pequeño altar frente a la casa de la víctima Pequeño altar frente a la casa de la víctima (Dave Kolpack / AP)

Los dos sospechosos eran vecinos de Greywind. Las autoridades recuperaron su cuerpo del río el pasado domingo por la noche, tres días después de encontrar al recién nacido. Al mismo tiempo se encontró el cuerpo de Greywind en una granja de Minnesota, azsí como otros artículos sospechosos que la Policía cree que formaron parte de la escena del crimen.

Este lunes, los vecinos, así como su familia, colocaron un pequeño monumento conmemorativo en el edificio donde vivía la víctima. A su alrededor, velas, peluches y el retrato de una nativa americana junto a la inscripción: “Que el silencio te haga fuerte”.

Loading...