Inicio Sucesos Fiscalía avisa de que hay 960 multirreincidentes por conducir con alcohol o...

Fiscalía avisa de que hay 960 multirreincidentes por conducir con alcohol o drogas que son de «máxima peligrosidad»

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) –

El Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha advertido este viernes 24 de julio de los 960 multirreincidentes por conducir embriagados que son de «máxima peligrosidad» y que están en las carreteras, durante la presentación de la estadística de procedimientos judiciales de 2019.

Vargas ha señalado que suponen un 2 por ciento del total de condenados por esta causa, unos 48.000 (aunque ha especificado que el total de condenas seguramente es algo más elevado por un fallo informático). Se trata de conductores que cometen un delito de conducción embriagados y ya han cometido otros tres más que no están cancelados.

En estos caso, según ha explicado, se puede elevar la pena de 6 a 9 meses. Vargas ha recalcado que «son los más peligrosos» y que algunos tienen 10, 15 o 20 condenas, lo que significa un «levado riesgo» y por eso la Fiscalía los sigue. También ha señalado que existen diversas razones como los irresponsables, personas con problemas de alcohol que son bebedores sociales y distintas causas que la fiscalía examina para dar una respuesta adecuada.

Respecto a los reindicentes (conducir embriagados con la existencia de una condena anterior no candelada) ha señalado que son un 10 por ciento del total de condenados, es decir unos 4.800. «Es un cifra relevante que habla de la insistencia en el incumplimiento de normas tan fundamentales como ir en las condiciones psicofísicas adecuadas sin haber consumido sustancias toxicas o estupefacientes.

JÓVENES Y CANNABIS

La Fiscalía ha detectado una banalización entre determinados jóvenes respecto de hacer compatible la conducción tras haber consumido cannabis.

Respecto a la actividad de la Fiscalía durante el año pasado, recuerda que en 2018 se produjo un notable incremento de todos los indicadores estadísticos -procedimientos, acusaciones y sentencias- respecto de los años precedentes, lo que apuntaba a un cambio de ciclo en relación con la estabilidad de años previos. En este sentido, ha señalado que en 2019 esta tendencia se consolida, de suerte que el volumen de actividad judicial y del Ministerio Fiscal en el ámbito de la delincuencia viaria se mantiene en términos similares a los del año anterior.

Concretamente, en el año 2019 se han formulado 86.958 escritos de acusación del Ministerio Fiscal por delitos contra la seguridad vial de los arts. 379-385 CP, que representan algo más del 31% del total de las 277.014 acusaciones presentadas por la Fiscalía en todo tipo de procesos por cualesquiera delitos.

Al mismo tiempo se han dictado 80.480 condenas en el mismo ámbito delincuencial, que suponen prácticamente el 31% del total de las 260.430 recaídas por toda clase de delitos. Ambos porcentajes, si bien ligeramente inferiores, son similares a los de años precedentes. Más del 83 por ciento de estas actuaciones se produce en el ámbito de los juicios rápidos.

El volumen de escritos de acusación se incrementa en todas las tipologías delictivas, especialmente -entérminos absolutos- en los delitos de conducción sin permiso, mientras que los delitos de conducción bajo la influencia del alcohol y drogas, experimentan un notable descenso que, no obstante, es absorbido por el resto de delitos para situar la cifra total de acusaciones ligeramente por encima del año anterior. Por lo que se refiere a las sentencias condenatorias, se constata una leve reducción generalizada de las dictadas por todos los delitos viales, especialmente acusada de nuevo -en cifras absolutas- en el tipo de conducción bajo la influencia del alcohol o drogas.

Como ya viene siendo constante desde el principio de las series estadísticas de delitos viales de riesgo hace ya más de diez años, éstas se nutren de dos fuentes esenciales que representan más del 90% de los datos, tanto de acusaciones como de sentencias: el delito de conducción bajo la influencia del alcohol o drogas como tipo más relevante numéricamente y, en segundo lugar, el delito de conducción sin permiso.