Inicio Sucesos Igualdad comenzará a contabilizar víctimas mortales de violencias fuera de la pareja...

Igualdad comenzará a contabilizar víctimas mortales de violencias fuera de la pareja y por agresión sexual en 2022

El Ministerio abre las estadísticas a los feminicidios ampliando los datos que recogía desde 2003

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio de Igualdad comenzará a contar en sus estadísticas, a partir del 1 de enero de 2022, a las mujeres víctimas mortales –feminicidios– de violencias machistas fuera del ámbito de la pareja o como consecuencia de agresiones sexuales.

Así lo ha explicado la delegada de Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, durante la rueda de prensa mensual para informar sobre los datos de víctimas de esta lacra y sobre los servicios del 016.

El objetivo, según ha explicado, es ampliar los actuales datos, que se centran en las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, que se inició en 2003, y extender las estadísticas, como también se está haciendo legislativamente, a todas las violencias contra la mujer que recoge el Convenio de Estambul.

Se trata de una «ampliación» de las cifras actuales, como ha apuntado la delegada del Gobierno, para no desvirtuar los datos que Igualdad viene registrando desde hace 18 años. De esta forma se agregarán otras categorías, como los feminicidios por agresión sexual –en los que se incluiría casos como los de Diana Quer o Laura Luelmo o en contexto de trata–, además de los perpetrados dentro del ámbito familiar –por un hombre que no sea el cónyuge–, en otros contextos más amplios –compañeros de trabajo, empleadores, vecinos–, y también las víctimas de violencia vicaria.

Este paso, según ha señalado, se dará tras las consultas y el trabajo realizado desde este verano con expertos y con organismos como el Consejo General del Poder Judicial o la Fiscalía.

37 VÍCTIMAS MORTALES EN 2021

A dos meses de que estas nuevas estadísticas se pongan en marcha, Rosell ha informado este viernes de que son 37 las mujeres asesinadas por violencia de género en lo que va de 2021 y 1.118 desde que se tienen datos, es decir, 2003. En este sentido, ha explicado que existe un caso en investigación a falta de la confirmación de la identidad de la víctima, una mujer de origen finlandés que ha sido encontrada muerta en Alicante.

Del mismo modo, ha destacado que dos menores se han quedado huérfanos en octubre como consecuencia de esta lacra y tres en noviembre. Estos cinco menores se suman a los 19 que ya se habían contabilizado este año. Desde 2013 son 230 los niños que han visto morir a su madre a manos de su pareja o expareja.

Rosell ha explicado que se tratan de las cifras más bajas registradas a 19 de noviembre en la serie histórica pero, aún así, no ha lanzado «las campanas al vuelo» y ha llamado a la «prudencia». En este sentido, ha recordado que los asesinatos «son la punta del iceberg» de un problema «terrible» que «debajo» tiene muchas más víctimas.

Así, Rosell ha recordado las «más de 65.000 mujeres» con casos activos en Viogén, las «15.000» que son caso activo en el servicio Atenpro, la «media de 150.000 denuncias anuales» que recoge el CGPJ en esta materia o «el millón de llamadas al 016» que se alcanzó por primera vez en agosto.

AUMENTAN LAS CONSULTAS AL 016

De hecho, según los datos que ha facilitado la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género sobre los servicios del 016 en el mes de octubre, es que siguen aumentando. Así, las llamadas pertinentes realizadas a esta línea de atención fueron de 7.780, un 47,8% más que en el mismo mes de 2020 y un 4,3% más que en septiembre de este año.

En cuanto a las consultas online, han crecido un 6,9% con respecto a septiembre, pasando de las 129 que se contabilizaron el noveno mes del año, a las 138 de un mes después. Por Whastapp, las consultas en octubre crecieron un 15,3% con respecto a septiembre: 570, frente a 494.

De estos dos servicios, Rosell ha destacado que, en torno a un 79%-91% de las consultas se realizan en relación a la violencia de género; mientras que en un 20%-21% se refieren a otras violencias contra la mujer, una atención que comenzó a realizarse el pasado mes de marzo.

SEÑALES ANTE EL PELIGRO

En cierta manera y, según ha indicado, «sin relativizar», Rosell ha celebrado que bajen las cifras mortales y aumenten las consultas y las denuncias, una situación que, a su juicio, demuestra que están sirviendo las campañas de sensibilización e información y que se está llegando cuando las violencias sufridas son menos graves y antes de que se produzcan aquellas más violentas.

Preguntada por la posición de Igualdad ante las protestas por el aumento de agresiones a mujeres por sumisión química, Rosell ha señalado la necesidad de visibilizar esta práctica y apoyar su denuncia. Además, ha recordado que la Ley de Garantías de la Libertad Sexual, conocida como Ley de ‘solo sí es sí’ ya equipara las agresiones sexuales a través de la sumisión química con la violación.

Finalmente, preguntada también por la opinión del Gobierno sobre la proliferación de gestos ‘silenciosos’ para que víctimas de violencia puedan denunciar sin conocimiento del agresor, Rosell ha apuntado que el Ministerio no debe apropiarse de estas iniciativas que «históricamente» impulsa el movimiento feminista y que su labor es apoyarlas y divulgarlas.

Publicidad