Investigan a un entrenador de baloncesto por corrupción de menores y pornografía infantil

La justicia investiga a un entrenador catalán de baloncesto por presunta corrupción de menores y pornografía infantil. Según ha podido saber y contrastar el programa ‘8 al dia’ , el investigado habría intercambiado fotos de carácter sexual con un jugador que, de momento, no lo ha denunciado.

Desde principios de temporada y hasta finales de enero, este entrenador trabajaba en el Real Madrid. Sin embargo, cuando este club conoció la denuncia lo apartó inmediatamente. Antes de esta etapa frustrada y durante los dos años anteriores, el investigado había entrenado un equipo alemán donde fue procedente del Juventud de Badalona, que ha sido el club que lo ha denunciado.

La denuncia se produce después de descubrir que, unos años después y ya desde Madrid, seguía intercambiando fotos de sus genitales con un jugador de la Peña que en aquel momento tenía 17 años y con quien habría mantenido contacto permanente. El intercambio, pues, lo hacía con su consentimiento. Esta relación digital la mantenían a través de un grupo de WhatsApp en que participaba una tercera persona.

El investigado fue entrenador en el Juventud de Badalona, club que ha denunciado los hechos al saber que años después seguía intercambiado fotos de sus genitales con un jugador de la Peña

El seguimiento del caso empezó cuando el Club de Badalona lo puso en conocimiento de los Mossos a principios de año. En febrero la policía detiene el entrenador y lo pone a disposición judicial. El juez lo deja en libertad con cargos pero con la obligación de personarse cada mes a los juzgados y con la prohibición explícita de acercarse o de comunicarse con la presunta víctima.

Este joven, sin embargo, y supuestamente, no se siente víctima. Ni siquiera denuncia al entrenador porque, según declaró en su momento, intercambiaba las fotos por voluntad propia. A pesar de esto, el caso continúa en fase de instrucción al enjuiciado número 2 de Badalona porque lo que se investiga es si el material ha acabado en manos de terceros y si hay más menores afectados.

El jugador, que en el momento de los hechos tenía 17 años, asegura que intercambiaba las fotos por voluntad propia

La defensa del entrenador ha negado el delito a este programa y cree que todo responde a la envidia profesional que le tienen los denunciantes, es decir, la Peña. Por eso pretende pedir la nulidad de la causa porque las imágenes que ilustran la denuncia se habrían obtenido de manera ilegal cogiéndolas sin permiso del móvil del jugador, cosa que, según el abogado, viola el derecho fundamental a su intimidad. Desde que lo investigan, el entrenador, de 33 años, no ha vuelto a trabajar con menores. De hecho, está en el paro.

Loading...