Investigan si la discoteca de Lloret donde murió un joven cumplía las normas

El Ayuntamiento de Lloret de Mar y la policía investigan si la discoteca donde la madrugada del pasado sábado agredieron mortalmente a un joven italiano cumplió el protocolo de seguridad y han anunciado que en caso de detectar deficiencias se podría sancionar a los dueños o cerrar el local.

Responsables del Ayuntamiento, de la discoteca y de los Mossos d’Esquadra se han reunido hoy para revisar si el protocolo de seguridad del local se cumplió ante una agresión brutal de estas características.

Las cámaras de seguridad del local grabaron cómo los tres agresores, tres jóvenes de nacionalidad rusa que han sido detenidos, propinaban puñetazos y patadas a la víctima y que, cuando ya había caído al suelo, le dieron una última patada en la cabeza que lo dejó inconsciente.

En caso de detectar deficiencias se podría sancionar a los dueños o cerrar el local

En las imágenes no aparece ningún miembro del personal de seguridad y sí decenas de personas que observan la agresión sin intervenir, a excepción de alguno de los compañeros de la víctima al que también golpearon con gran violencia.

Los tres jóvenes detenidos, de 20, 24 y 26, de nacionalidad rusa, originarios de Chechenia y residentes en Francia, donde al parecer han solicitado asilo político, pasarán esta tarde a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Blanes.

Por otra parte, este mediodía unas 200 personas han asistido al minuto de silencio convocado por el Ayuntamiento para condenar este suceso y en memoria del joven italiano, Niccolò Ciatti, que era de un pueblo próximo a Florencia.

Detalle del logotipo de la discoteca Sant Trop Detalle del logotipo de la discoteca Sant Trop (Gerard Vilà / ACN)

Tras tomar declaración a algunos testigos, las primeras hipótesis de los agentes del Área de Investigación Criminal (AIC) de Girona, que se han hecho cargo del caso, es que los jóvenes rusos e italianos no se conocían, ni hubo enfrentamiento verbal antes de la agresión entre ellos, y que todo habría empezado por un simple empujón, según fuentes próximas a la investigación.

Desde el gremio de bares y restaurantes de la localidad aseguran que se ha tratado de un incidente aislado y el Ayuntamiento ya ha anunciado que se presentará como acusación popular.

200 personas han asistido al minuto de silencio convocado por el Ayuntamiento para condenar este suceso y en memoria del joven italiano

Loading...