La autopsia practicada a la niña de 4 años que murió en Ripoll confirma que se ahogó

Este sábado por la mañana se ha hecho en el Institut de Medicina Legal de Girona la autopsia de la niña de 4 años que murió ahogada en una piscina en Ripoll el viernes al mediodía. El informe confirma que la niña se ahogó, ya que los médicos han encontrado una importante cantidad de agua en los pulmones de la pequeña. Por otra parte, los Mossos han tomado declaración a los cinco profesores y cuatro monitores que estaban en la piscina donde se produjo la tragedia. Una vez terminado el interrogatorio, los agentes han decidido, de momento, no acusarlos por la muerte de la menor. Los Mossos mantienen abierta la investigación para esclarecer las causas que expliquen que la niña murió sin que se enterara nadie.

Ninguno de los profesores y socorristas que controlaban la actividad de natación de la clase de P4 del la escuela Pirineos de Campdevànol en la piscina de Ripoll, donde el viernes murió una niña de 4 años, ha quedado acusado de ningún delito una vez han declarado ante los Mossos. Sin embargo, la policía mantiene la investigación abierta para intentar saber qué pasó.

En total han declarado los cinco profesores, los cuatro socorristas, y otros usuarios que estaban en el lugar de los hechos, todos ellos como testimonios. Este sábado se ha sabido el resultado de la autopsia practicada a la pequeña. El informe de los médicos certifica que la niña murió afogada. En el análisis del cuerpo, los médicos han encontrado mucha agua en los pulmones de la menor, lo que evidencia que se ahogó.

El desgraciado hecho ocurrió este viernes cuando los monitores y profesores se dieron cuenta de que la niña no estaba con el resto del grupo en el vestuario una vez terminada la actividad que estaban haciendo. Fue entonces cuando decidieron volver a la piscina y vieron que la menor estaba flotando en el agua boca abajo.

Ni los docentes ni los demás usuarios se enteraron del suceso y, a pesar de que los servicios de emergencia intentaron reanimarla, no se pudo hacer nada por salvar la vida de la pequeña.

Hasta la zona se desplazó un helicóptero medicalizado acompañado de un equipo del SEM, que sólo pudo confirmar la muerte de la niña, a pesar de que intentaron reanimarla durante unos minutos.

La actividad que se llevaba a cabo en el momento los hechos era habitual. De hecho, la veintena de niños de P4 de la escuela Pirineos la habían llevado a cabo en varias ocasiones. Después del trágico hecho, un grupo de psicólogos se desplazó a Ripoll para atender a la familia de la niña, los compañeros y los profesores y monitores que quedaron muy tocados.

El Ayuntamiento de Campdevànol decretó tres días de luto oficial y las banderas , tanto del consistorio del pueblo donde residía la criatura como de Ripoll, ondearon a media asta. También se suspendieron los Juegos Deportivos Escolares de Catalunya que se debían llevar a cabo este sábado en la capital del Ripollès.

Loading...