Inicio Sucesos La DGT recurrirá la sentencia de la AN que anula la concesión...

La DGT recurrirá la sentencia de la AN que anula la concesión de los cursos de recuperación de puntos a CANAE

Actualizado 13/02/2019 12:01:31 CET

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) –

La Dirección General de Tráfico (DGT) recurrirá ante el Tribunal Supremo (TS) la sentencia de la Audiencia Nacional (AN) que anula la concesión de los cursos de recuperación de los puntos del carné a la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE).

Así lo ha avanzado el director general de Tráfico, Pere Navarro, que ha criticado el fallo del tribunal: «Nos da la impresión de que en este país nos ponemos a arreglar lo que funciona en vez de lo que no funciona».

Navarro ha inaugurado este miércoles en Madrid la jornada ‘El Futuro de las Autoescuelas ante el Nuevo Paradigma de la Movilidad’, organizada por Pons Seguridad Vial y que ha tenido lugar en su Fundación.

Desde la entrada en vigor del permiso por puntos en julio de 2006, la DGT ha ido otorgando en exclusiva la realización de estos cursos a la CNAE, una patronal, lo que supone que, según Automovilistas Europeos Asociados, un 5% de autoescuelas de toda España ofertan estos cursos.

La sentencia de la AN estimaba que conceder la gestión de estos cursos era «directamente contraria al Derecho de la Unión», además de constituir una situación «que restringe la competencia».

En declaraciones a los medios, Navarro ha defendido el actual modelo de oferta de estos cursos, pues afirma que estas concesiones se renuevan cada tres años «sin posibilidad de prórroga», y se hacen por lotes, donde entra una parte que es «rentable» –como por ejemplo grandes ciudades con gran demanda como Madrid o Barcelona– y otra que no. Además, han de cumplirse ciertos requisitos, como que haya un centro donde se oferte este tipo de curso cada 30 kilómetros y que lo imparta obligatoriamente cada dos meses, sea cual sea el número de alumnos.

«Es un tema que funciona, que funciona razonablemente bien, que funciona desde hace 12 años, está bien valorado por los alumnos y, en nuestra opinión, garantiza una cierta competencia y tiene una racionalidad en el sistema en que se ha organizado», defiende Navarro.

E insiste en que este sistema «no está mal diseñado», pues está dirigido sobre todo a «multireincidentes» y que cualquier otra alternativa, como que todas las autoescuelas los ofertaran, sería «de difícil control». Según ha comentado, en 12 años, unas 200.000 personas han recuperado sus puntos en uno de estos cursos, cuando cada año en España se expiden 600.000 nuevos permisos.

EXAMINADORES

Durante la jornada, Navarro ha dedicado parte de su discurso a los examinadores. Según ha comentado, el Ministerio de Hacienda aprobó la semana pasada (con un montante económico de 2-3 millones de euros) el complemento específico, el aumento salarial que reclamaba este colectivo y que les llevó a una huelga de 6 meses durante 2017. El director de Tráfico ya avanzó en el Congreso durante la Comisión de Seguridad Vial para explicar los PGE de su departamento, que los examinadores cobrarían este complemento en el mes de febrero.

Para «celebrarlo», Navarro se reunirá con este colectivo este viernes, además de para «mejorar el compromiso» y para «poner al día» el retraso que afectó a los exámenes prácticos, del orden de más de unos 300.000.

«Entramos en un proceso de paz con los examinadores, ahora el objetivo de todos es sacarnos la bolsa de exámenes que todavía queda, que viene de la huelga», ha señalado el director general de Tráfico.

Entre las medidas dirigidas a «aliviar la bolsa de exámenes», se encuentran la incorporación progresiva de más personal (ya en enero se incorporaron unos 70 nuevos examinadores), y la realización de horas extra, que permitirá aumentar el número de pruebas, según ha apuntado la subdirectora general de Formación y Educación Vial de la DGT, María Lidón, presente en el encuentro con los periodistas.

Según ha dicho, Tráfico espera reducir para este verano (al ser esta época la de más repunte) el retraso de exámenes provocado por la huelga a unas 150.000 pruebas, número que la DGT considera «adecuado» y «normal», ya que, como explica Lidón, «el mercado tiene que tener una bolsa, si no las autoescuelas tendrían que cerrar».