La Gran Vía de Madrid cortada por un coche abandonado

La Gran Vía de Madrid ha permanecido cortada desde las 19.20 horas por una amenaza de bomba. La alerta se ha dado tras observarse la existencia de un coche abandonado en la esquina de la citada arteria con la calle de San Bernardo y la alarma se ha acrecentado rápidamente ante el temor que pudiera existir un artefacto en su interior.

Se trata de un Nissan Qashqai negro, con matrícula 9081-GTV, parado a la altura del número 60 de la Gran Vía en sentido Plaza de España. Tal y como han confirmado varios testigos a La Vanguardia, en la zona se ha desplegado un grupo de efectivos policiales del Tedax (Técnicos en Desactivación de Explosivos) que han podido certificar que el coche no escondía ningún artefacto. Un dictamen que ha desbloqueado la situación permitiendo el acceso de una grúa municipal para llevarse el vehículo. Acto seguido el tráfico ha quedado reestablecido.

La alerta ha saltado pasadas las 19.20 horas cuando varios testigos han llamado a la Policía Municipal alertando de que un hombre ha estacionado el vehículo huyendo de la zona y dejando las llaves puestas. Ante tal denuncia, los agentes, como tienen establecido por norma, han activado el protocolo antiterrorista, con tal de comprobar si el turismo escondía o no cualquier cosa extraña en su interior.

Según la Policía Municipal, se ha cortado por completo la Gran Vía entre Plaza de España y Cibeles. Como consecuencia, el tráfico en la zona se ha complicado bastante y afecta al menos al tramo que va desde la Plaza de España a la Plaza de Callao.

.

Loading...