Inicio Sucesos La Guardia Civil sospecha que los dos cadáveres en un coche en...

La Guardia Civil sospecha que los dos cadáveres en un coche en Mallorca son un homicidio seguido de un suicidio

Los dos cadáveres hallados en un coche en una gasolinera en Paguera (Mallorca), un hombre y una mujer, no se deben a dos suicidios pactados sino a un asesinato planificado, el de la joven Habibe E. I., ejecutado a bocajarro por Juan A. G., exmilitar de 37 años, que se suicidó dentro del coche tras disparar un tiro a la cabeza de la mujer, según las sospechas de la Guardia Civil, que sigue investigando el suceso.

Los dos cadáveres se encontraron el jueves en una gasolinera de Peguera, en una zona apartada por la que apenas pasan coches. La Guardia Civil cree que el asesinato pudo estar planificado de antemano ya que el sospechoso del crimen compró el arma homicida un mes antes. Todavía no se ha podido determinar si se trata de un crimen machista ya que los investigadores no han aclarado si se trataba de una pareja o mantenían otro tipo de relación.

Los hechos

El hombre disparó a bocajarro a la víctima desde el exterior del coche

Los investigadores creen que el autor del crimen eligió premeditadamente el lugar del homicidio porque apenas pasaba gente por allí. La reconstrucción que se ha realizado del suceso apunta a que el homicida aparcó junto a un muro para que su compañera no pudiera salir del coche por su puerta, aunque también analizan si pudo ser drogada.

El homicida salió del coche en dirección al maletero, donde guardaba el arma,la cogió y disparó a bocajarro a la víctima con la puerta abierta desde su lado del vehículo. A continuación, se sentó en su asiento del coche y se disparó un tiro en la cabeza. Los dos murieron en el acto.

Sospechas

Los investigadores intentan ahora determinar si se trata de un crimen machista

La Guardia Civil investiga ahora qué tipo de relación mantenía la pareja. Ella trabajaba como camarera en un local de la zona de Magaluf al que él acudía con frecuencia y donde también había trabajado durante unos meses, La pareja compartía piso en Palma desde hace unos meses y algunas de las personas que han sido interrogadas aseguran que mantenían una relación sentimental, aunque ese es uno de los puntos que pretenden aclarar los investigadores para determinar si ha podido ser un crimen machist a.