La mujer que halló a la niña desaparecida: ¿Eres la Martina de Barcelona?

Al final todo acabó bien y Martina Alemany, la niña de 16 años de Barcelona que llevaba desaparecida desde el lunes por la mañana, fue encontrada en la ciudad de San Sebastián. Una muestra de que “las redes sociales han funcionado”, como ha explicado la madre de la joven, Ester Casas Gimeno, a RAC1. Ella y su marido se han desplazado hasta la capital guipuzcoana para recoger a su hija.

Fue una señora la que reconoció a la chica en un centro comercial de la ciudad vasca y le preguntó si era “la Martina de Barcelona” y si ya “la habían encontrado”, a lo que la barcelonesa respondió que “sí” porque no quería ser hallada. La madre ha relatado que después de este encuentro, Martina se fue a una biblioteca y dos agentes de paisano, debidamente alertados, la localizaron.

 

Martina había desaparecido el lunes por la mañana
Martina había desaparecido el lunes por la mañana (LVE)

Martina se ha quedado sorprendida por el revuelo que ha conllevado su desaparición. “Le he dejado ver mi móvil para ver la repercusión que ha tenido su caso. Le he dicho que buscara en Google Martina Alemany y se ha dado cuenta de que había muchísimas noticias”, ha explicado su progenitora, quien ha remarcado que se sienten “muy agradecidos”.

Fue sobre las 19:00 horas de la tarde cuando una mujer la reconoció en un centro comercial de la capital guipuzcoana y alertó al 112. Los operadores trasladaron la llamada a los Mossos d’Esquadra, que a su vez solicitaron a la Ertzaintza que se acercaran a identificar a la menor. Tras recibir la confirmación del feliz hallazgo, los padres de la menor se desplazaron hasta San Sebastián para recoger a su hija, que se encuentra en buen estado de salud, según las mismas fuentes policiales.

La pista de Euskadi ya había aparecido ayer por la mañana, cuando la madre de la joven miró el ordenador de su hija y descubrió que entre las últimas búsquedas en Google, Martina había estado mirando la mejor manera de viajar a San Sebastián. Sin embargo, ni una sola cámara de seguridad del transporte público de Barcelona había captado la imagen de la joven abandonando la ciudad.

De hecho, casi toda la búsqueda se realizó principalmente en Barcelona. Sin descartar ninguna hipótesis, pero con la premisa de que Martina no deseaba ser localizada. Había dejado una nota manuscrita en el buzón de la casa de su madre, despidiéndose de su familia, y escondió su teléfono móvil en casa, sabiendo que su rastro permitiría a los mossos dar con ella con rapidez.

 

Loading...