La operación contra el narcotráfico de Girona, Figueres y Vilafant se salda con 16 kilos de marihuana confiscados

La Guardia Civil intervino en la operación de este jueves contra el tráfico de drogas en Girona, Figueres y Vilafant (Alt Empordà) 16 kilos de marihuana, 95,5 gramos de cocaína, 23.865 euros, dos vehículos, un subfusil y dos pistolas de aire comprimido, una pistola detonadora y cartuchos, 400 gramos de cafeína para el corte, dos sprays de defensa y cuatro balanzas digitales.

En la operación, llamada Capestropa, los agentes detuvieron a un total de ocho personas, concretamente seis hombres y dos mujeres de nacionalidad española y rumana, y llevaron a cabo cinco registros en domicilios, tres de los cuales en Girona, centrados en los barrios de Fontajau y Taialà.

En proceso desde hace 5 meses

La investigación comenzó el pasado mes de septiembre, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la posible existencia de una organización que se estaría dedicando al tráfico de drogas, concretamente de marihuana y cocaína, en zonas de la capital gerundense y que su zona de actuación podía extenderse al Alt Empordà.

Los agentes iniciaron pesquisas centrándose en los barrios de Fontajau y Taialà, de Girona, y solicitaron el apoyo de la Policía Municipal de la ciudad. Durante las investigaciones, se fueron concretando los objetivos y se comprobó que también estaban situados en otras zonas de Girona, Figueres y Vilafant.

Los agentes constataron que se dedicaban a la venta de sustancias estupefacientes al detalle, que se realizaban desde el domicilio de uno de los investigados, en plena calle y a plena luz. Y uno de los investigados iba acompañado de menores durante la venda para pasar más desapercibido y no levantar sospechas.

Los investigadores comenzaron a sospechar que la organización tendría diversificado el cultivo de marihuana entre Girona, Figueres y Vilafant, motivo por el que incrementaron las vigilancias en estos lugares. Llegaron a la conclusión de que estarían cultivando la droga de manera discreta y tomando fuertes medidas de seguridad para no ser descubiertos.

La Policía Municipal de Girona interceptó el pasado 11 de febrero un vehículo ocupado por un hombre, una mujer y un niño de poca edad y confiscaron 100 gramos de cocaína que los ocupantes escondieron bajo la silla de transporte infantil y entre unos pañales. El hombre era uno de los objetivos de la investigación, concretamente del grupo que actuaba en la zona de Figueres y Vilafant.

Entre los detenidos, dos de los hombres y una de las mujeres son de nacionalidad rumana y el resto son de nacionalidad española. Durante la investigación se comprobó que los investigados adulteraban la cocaína que vendían al detalle, usando varias sustancias, entre ellas la cafeína confiscada.

La Guardia Civil ha dado por desarticulada esta organización con gran implantación en el territorio y poder de distribución y no descartan nuevas detenciones relacionadas con los hechos. Los agentes instruyeron diligencias que fueron entregadas junto a los detenidos y las drogas al juzgado número 2 de Girona, que dirigía la investigación.

Loading...