La Policía impide el linchamiento de un moro que intentó raptar y violar a una niña de 10 años en una calle de Valencia

Operativo policial para atrapar al delincuente.

Operativo policial para atrapar al delincuente.

La Policía Nacional impidió que una treintena de personas de etnia gitana agrediera a un magrebí que intentó raptar a una niña de 10 años en una calle de Valencia. Los hechos ocurrieron sobre las 21 horas del pasado miércoles en las inmediaciones del mercado municipal del Cabanyal.

La menor logró zafarse de su agresor y salió corriendo, según informaron ayer fuentes jurídicas. Una patrulla de la Policía Nacional que pasaba por el lugar sorprendió al individuo cuando perseguía a la niña, que tenía la camiseta desgarrada tras el forcejeo con su agresor. Los agentes auxiliaron a la menor y el hombre huyó con una bicicleta.

La policía montó entonces un operativo con urgencia que posibilitó pocos minutos después la detención del delincuente sexual. Cinco patrullas acudieron con urgencia al barrio del Cabanyal para apoyar a los agentes que apresaron al individuo y tranquilizar los ánimos de los familiares de la menor, que pretendían linchar al detenido. Desde los balcones, algunos vecinos grabaron vídeos y tomaron fotos con sus teléfonos móviles del operativo policial. El agresor sexual ofreció resistencia en el momento de su arresto y causó lesiones a un policía.

Según las investigaciones, el individuo intentó llevar a la niña a un lugar apartado tras decirle que le iba a comprar caramelos. También trató de quitarle la camiseta y desgarró la ropa de la menor en el forcejeo que mantuvo con la víctima.

El detenido fue trasladado a la Inspección Central de Guardia (ICG) del complejo policial de Zapadores para identificarlo plenamente y encerrarlo en un calabozo. Tras leerle sus derechos, los agentes le informaron también del motivo de su detención: un delito de abusos sexuales a una menor.

Fuente: Las Provincias

Loading...