La Policía vigilaba a la enfermera de Alcalá por otra muerte sospechosa

Cuando a mediados de esta semana se conocía la muerte en extrañas circunstancias de un paciente en el Hospital de Alcalá de Henares, no a todo el mundo le pilló por sorpresa. El centro, y en especial la enfermera B.L.D. venían siendo investigados desde 2015 por, al menos, otro fallecimiento de difícil explicación justo cuando el paciente iba a recibir el alta. Un suceso en el que, según han confirmado fuentes policiales, no existieron evidencias que permitieran llegar a ninguna conclusión acerca de las circunstancias del fallecimiento. Pero sí quedaron demostradas las tremendas similitudes en ambos casos., pero que el caso presentaba similitudes en algunos aspectos con el suceso del pasado jueves.

Así lo ha confirmado también la presidenta regional, Cristina Cifuentes, a quien las Fuerzas de Seguridad pidieron máxima discreción y sigilo en relación con la investigación policial que precisó de la colaboración de la Consejería de Sanidad para establecer el protocolo de vigilancia.

De hecho los agentes de la comisaría de Alcalá de Henares solicitaron el listado de los trabajadores que estuvieron en el servicio de Medicina Interna del sector B, situado en la quinta planta en la que sucedió el caso de 2015.

Las pesquisas encallaron a los pocos meses de ahí que, según ha adelantado ‘El País’, “los investigadores pidieron a la juez que instruía el caso que les permitiera la instalación de una cámara de videovigilancia. Emitieron un informe explicando esta petición. La juez firmó un auto, que ha ido renovando cada mes, dada la gravedad del delito del que se trataba”.

La Policía investiga cómo pudo aparecer una burbuja de aire el corazón de la paciente fallecida el pasado sábado

B.L.D., de 37 años, fue detenida el pasado sábado por el presunto asesinato de una paciente que iba a recibir el alta y que estaba ingresada en una planta de medicina interna del Hospital Príncipe de Asturias, donde prestaba servicio la auxiliar.

Tras descartar la existencia de algún error en la medicación, los doctores hicieron un examen visual externo del cuerpo de la mujer, sin apreciar nada extraño. Es por ello que el siguiente paso fue una prueba de imagen (un TAC, que es similar a un escáner) por la que se descubrió que, posiblemente, había una burbuja de aire en su corazón motivada por una agresión premeditada de la citada enfermera.

La detenida se encuentra internada en el Centro Penitenciario Madrid I de Mujeres de Alcalá de Henares después de que el pasado lunes el Juzgado de Instrucción Número 2 de la localidad determinara su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza.

La detenida se encuentra internada en el Centro Penitenciario Madrid I de Mujeres de Alcalá de Henares en prisión provisional comunicada y sin fianza

Loading...