Inicio Sucesos La UE legisla por primera vez contra la violencia machista con normas...

La UE legisla por primera vez contra la violencia machista con normas y sanciones mínimas

BRUSELAS, 6 (EUROPA PRESS)

Los negociadores del Parlamento Europeo y de los Veintisiete han alcanzado este martes un acuerdo político para fijar las primeras reglas comunes contra la violencia contra las mujeres en la Unión Europea, entre las que incluyen la ablación, el matrimonio forzoso, el ciberacoso o la difusión no consentida de imágenes íntimas; pero que deja fuera la tipificación del sexo no consentido como forma de violación por las reservas de varios gobiernos.

Con la entrada en vigor de la nueva normativa, que necesita aún el visto bueno del pleno de la Eurocámara y del Consejo para ser adoptada formalmente, se penalizarán en toda la Unión Europea como formas de violencia de género la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado, el intercambio no consensuado de imágenes íntimas, el ciberacoso, el señalamiento en las redes y la incitación al odio o la violencia contra la mujer a través de Internet.

También prevé disposiciones para armonizar sanciones, circunstancias agravantes, jurisdicción y plazos de prescripción. Asimismo, habrá normas mínimas para los derechos de las víctimas y medidas para su protección y apoyo, por ejemplo obligando a las autoridades a evaluar desde el primer contacto con la víctima el riesgo que representa el sospechoso para poder adaptar las medidas de protección de la víctima, incluidas órdenes de alejamiento o protección de emergencia.

En los casos en que la víctima sea menor de edad, la nueva legislación europea obliga a las autoridades nacionales a garantizar que recibe la asistencia de profesionales capacitados para trabajar con niños y a que, en caso de que el presunto agresor sea responsable parental, la denuncia no dependa de su consentimiento. De hecho, las autoridades deberán en primer lugar tomar medidas para proteger la seguridad de la menor antes de que esa persona sea informada sobre la denuncia.

«Hoy hemos logrado un hito, pero es el principio, no es el final», ha avisado una de las negociadoras del equipo de la Eurocámara, la eurodiputada del Partido Popular Europeo (EPP) Frances Fitzgerald, en una rueda de prensa en Estrasburgo (Francia) tras lograr el acuerdo. La conservadora no ha evitado mostrar su «decepción» por el hecho de que no haya prosperado una de las reivindicaciones clave de la Eurocámara, que el sexo sin consentimiento sea considerado violación, por la negativa de varios Estados miembro.

Los servicios legales del Consejo advirtieron en un informe a las capitales de que la reforma que se negociaba no ofrecía la base legal necesaria para abordar la violación ya que, para ello, sería necesario primero que se tipificara como delito europeo la violación algo que por el momento no se da y que requeriría de una decisión paralela por unanimidad.

Sin embargo, Fitzgerald ha rechazado de plano el razonamiento del Consejo y defendido que la experiencia con otras directivas –como la recientemente acordada contra la trata y la explotación sexual– demuestran que hay espacio en los Tratados para avanzar en esta línea.

Por ello, ha insistido, durante las negociaciones lograron convencer a un bloque de países hasta contar con el apoyo de «13 Estados miembro», una mayoría insuficiente en todo caso. En esta línea ha valorado que se hayan logrado avances en la ‘hoja de ruta’ contra la violencia de género, incluida la obligación de los gobiernos de tomar medidas de concienciación contra el sexo sin consentimiento. «Hay que seguir, no hay nada imposible», ha avisado otra de las negociadoras, al eurodiputada socialista Evin Incir, quien ha recordado la dificultad de legislar con países que, como Hungría, rechazan de plano cualquier decisión sobre políticas de género a nivel europeo.

«Las víctimas necesitan apoyo. Los agresores deben enfrentar un castigo. Las mujeres merecen protección. No nos detendremos aquí», ha proclamado la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, en un mensaje en las redes sociales para aplaudir que la Unión Europea sea «pionera» en la persecución de la violencia física y psicológica contra la mujer.

La vicepresidenta de la Comisión Europea encargada de Estado de derecho, Vera Jourovoa, ha celebrado también lo que considera un logro «histórico» porque, según dijo horas antes del acuerdo en las redes sociales, «hay aún demasiadas mujeres que sufren violencia doméstica o violencia online en la Unión Europea».