Liberan a un hombre tras pasar media vida en la cárcel por un error

Rodeada de medios y simpatizantes, Lamonte McIntyre abrazó a su madre este viernes por primera vez como un hombre libre después de pasar 23 años tras las rejas en una cárcel de EE. UU. debido a un error judicial.

Originario de Kansas, el hombre de 41 años había sido condenado por doble asesinato en 1994. Fue condenado a dos cadenas perpetuas de por vida a partir por el testimonio de personas que se retractaron posteriormente.

El hombre de 41 años había sido condenado por doble asesinato en 1994

La oficina del fiscal de la época no había presentado ninguna evidencia física que pudiera demostrar una conexión entre Lamonte McIntyre y los dos asesinatos.

Mientras el caso estaba siendo reconsiderado por un juez, el fiscal del condado de Wyandotte, Mark Dupree, ahora a cargo del caso, informó el viernes de una nueva información arrojando dudas sobre la participación de Lamonte McIntyre. “A la luz de la información recibida por mi oficina”, el fiscal pidió “a la Corte que establezca la existencia de una injusticia manifiesta”.

Los primeros investigadores nunca emitieron una orden de registro o descubrieron un vínculo fiable entre Lamonte McIntyre y las víctimas, según The Washington Post.

”La investigación fue apresurada y superficial”, señaló la organización Midwest Innocence Project, que ayudó a liberar al hombre que siempre ha reclamado su inocencia.

La organización Injustice Watch informó de que las primeras palabras de Lamonte McIntyre el viernes fueron “Es bueno estar fuera”.

Sus primeras palabras al salir de la cárcel: “Es bueno estar fuera”

Loading...