Liberan un preso encarcelado durante 17 años por un crimen que nunca cometió

No había pruebas de ADN ni huellas dactilares que lo vincularan con la escena del crimen, y en el juicio dijo que estaba con su pareja y otros miembros de la familia en Kansas City el día del robo.

Pese a la falta de pruebas sólidas, Richard Johnson, fue condenado en 1999 a 19 años de prisión por un homicidio en el trascurso de un robo en Roeland Park (Kansas). La prueba condenatoria en la sentencia vino de los testigos oculares que lo identificaron como el autor material del crimen.

Richard Johnson fue condenado en 1999 a 19 años de cárcel

Johnson siempre defendió su inocencia desde el penal y en 2015 contactó con unos investigadores del Proyecto de Inocencia del Medio Oeste, asociación que ayuda a los prisioneros injustamente condenados, acerca de un hombre llamado Ricky que era idéntico a él.

El grupo de investigadores logró rastrear a Ricky y descubrieron que vivía a tan solo 10 millas ( unos 16 Km) de la escena del crimen. De esta manera los abogados de Johnson mostraron las imágenes a la otra víctima presente en el robo, a dos testigos y a la fiscalía en el caso original. Ninguno de ellos pudo distinguir entre Richard y Ricky .

En 2015 conoció a los investigadores de una asociación que ayuda a los prisioneros injustamente condenados

El juez en la revisión del caso aceptó de forma inmediata la libertad de Johnson, que ya camina libre desde el jueves, quién aseguró que “ al ver la foto de mi doble todo tenía sentido para mí”. El magistrado sentenció que el hasta entonces prisionero había “presentado evidencias suficientes para enfrentar la injusticia manifiesta” a la que se le sometió.

El juez fue tajante “ el señor Jones fue declarado culpable únicamente por testimonios de testigos oculares que han demostrado ser intrínsecamente deficientes y poco fiables ” cerrando así el calvario del de Kansas a solo dos años de cumplir la condena.

No se ha presentado ningún caso penal contra Ricky, su doble

Auto del Magistrado

El reo desencarcelado mostró su alegría en pocas palabras “no creo en la suerte, creo que fui bendecido”. Por otro lado no se ha presentado ningún caso penal contra Ricky, su doble, que dio pruebas durante el juicio de Jones y negó haber cometido el crimen. Un abogado del grupo de investigadores reconoció que el equipo estaba “ aturdido” por cuánto el señor Jones y su doble se parecían.

Loading...