Inicio Sucesos Los medios ocultan la noticia: Muere un agente de policía tras una...

Los medios ocultan la noticia: Muere un agente de policía tras una brutal agresión a manos de un nigeriano en Son Espases (Palma)

En la imagen, la ambulancia que trasladó al policía gravemente herido tras sufrir una brutal agresión a manos de un nigeriano.

En la imagen, la ambulancia que trasladó al policía gravemente herido tras sufrir una brutal agresión a manos de un nigeriano.

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía, que estuvo en coma hace dos años en coma tras sufrir una brutal agresión en Son Espases (Palma) por un detenido, falleció ayer al sufrir una serie de complicaciones.

La agresión se produjo en el verano de 2015 en Son Espases. Un preso nigeriano, tras mostrarse agresivo y muy alterado en la cárcel, fue trasladado al hospital de referencia de Mallorca donde fue ingresado en la unidad de detenidos.

En la madrugada del 29 de agosto, una enfermera entró en su habitación. El recluso africano se mostró de nuevo muy alterado y arremetió contra el personal médico. Un agente de la Policía Nacional -que tiene presencia constante en el módulo de detenidos de Son Espases- fue a auxiliar a los sanitarios. El preso se enfrentó también a él. El policía recibió entonces un fuerte golpe en la cabeza y quedó tumbado en el suelo inconsciente.

Mientras el presunto autor de la agresión era reducido, los médicos atendieron al agente herido. Estaba en parada cardiorrespiratoria y su estado era crítico. Fue atendido durante más de una hora, practicándole maniobras de reanimación hasta que consiguieron estabilizarlo. El policía, de unos 50 años y que forma parte del grupo de Conducciones, fue trasladado entonces a la Unidad de Cuidados Intensivos del mismo centro hospitalario.

El agente finalmente se recuperó pero arrastró secuelas bastante importantes -mareos frecuentes-, que le obligaron a darse de baja del Cuerpo. Por su valiente actuación recibió la medalla con distintivo rojo.

Ayer, el policía falleció en una clínica de Palma por complicaciones derivadas de las lesiones que sufría desde la brutal agresión.

A la gravedad de este caso se une el escandaloso hecho de que la prensa española haya ocultado la muerte de un policía español tras dos años de atroz agonía. Algunos medios baleares se han hecho eco del fallecimiento, aunque ocultando siempre el origen del asesino. Una muestra más de cómo la corrección política y el racisno antiblanco acabará por destruir lo que queda de Europa.