Los Mossos desalojan la antigua fábrica Can Sanpere de Premià de Mar

Varias unidades de la Brigada Móvil de Mossos d’Esquadra han desalojado este miércoles a las 3,15 de la madrugada la antigua fábrica Can Sanpere de Premià de Mar (Maresme). El operativo se ha llevado a cabo en cumplimiento de una orden judicial de desalojo con fecha abierta que estaba vigente desde el pasado día 27 de mayo. La intervención policial se desarrolló sin incidentes graves, aunque desde primer momento, una treintena de miembros de la Plataforma Can Sanpere se ha reunido a las puertas de la nave en señal de protesta. Tras el desalojo, una empresa de seguridad privada custodia del edificio, que es propiedad de Núñez y Navarro. Can Sanpere estaba ocupado desde hacía cuatro años por una veintena de entidades locales que ofrecen propuestas culturas de ocio, deportivas y sociales.

El segundo intento ha sido el definitivo. Can Sanpere ha sido finalmente desalojado tras un primer intento frustrado el pasado 5 de mayo. En aquella ocasión la orden de desalojo tenía fecha fijada y esto facilitó la movilización ciudadana y evitar la entrada de la comitiva judicial. Desde el pasado 27 de mayo, sin embargo, la entrada de los agentes a la nave podía ser cualquier día y, finalmente, Núñez y Navarro ha recuperado la propiedad, tras cuatro años de okupación.

Uno de los portavoces de la Plataforma Can Sanpere, Raúl Barea, mostró el sentimiento de “tristeza, rabia e indignación” que supone el desalojo del espacio, que durante los últimos cuatro años diversas entidades del municipio habían llenado de actividades para exigir la titularidad pública de la última gran isla del centro de Premià de Mar que podía servir para esponjar un municipio con una alta densidad de población.

Barea lamenta que se haya llegado hasta el día de hoy habiéndose desaprovechado, dice, las oportunidades de “mediación y diálogo” que se han puesto sobre la mesa y que “ni la propiedad ni el Ayuntamiento han querido”. Con todo, la Plataforma asegura que “la lucha no termina aquí” y hace un llamamiento a “continuar defendiendo Can Sanpere 100% público”. Este mismo miércoles, de hecho, hay convocada una manifestación de protesta a las siete de la tarde ante el Ayuntamiento.

Desde la Plataforma recuerdan al consistorio que en 2014 se celebró una consulta popular para decidir el futuro del equipamiento y que el 80% de los vecinos que participaron votaron a favor de la expropiación y de su transformación en una gran zona verde con equipamientos. La operación se valoró entonces en 3,9 millones de euros y el Ayuntamiento defendió que podía asumir la inversión.

Loading...