Inicio Sucesos Los Mossos impiden una ocupación en un inmueble de Barcelona y dispersan...

Los Mossos impiden una ocupación en un inmueble de Barcelona y dispersan a 50 personas

Llevaba dos años vacío, según los organizadores de la acción

BARCELONA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) –

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona impidieron este viernes una ocupación en el número 28 de la calle de Regàs, en el distrito barcelonés de Sant Gervasi, y dispersaron a las 50 personas que organizaron una fiesta para celebrar la acción «sin cumplir con las medidas de seguridad» del coronavirus.

Los agentes recibieron el aviso el viernes sobre las 22.30 horas por parte de «diferentes testimonios» que alertaban de la fiesta y del intento de ocupación, han informado fuentes de la policía catalana a Europa Press este domingo.

Además, la central de alarmas avisó a los agentes de que había saltado la alarma del inmueble y el propietario, que fue allí alertado por el mismo aviso, dijo que ese inmueble no había sido ocupado anteriormente.

Al acudir, los Mossos comprobaron que las 50 personas estaban celebrando «una fiesta con música a todo volumen en la calle», con pancartas y otros elementos que no les permitían ver el estado de la puerta del inmueble.

Según explican, advirtieron a los concentrados de que no podían celebrarse ese tipo de eventos y les pidieron que se dispersaran para poder entrar al inmueble y comprobar su estado, pero supuestamente no obedecieron las órdenes.

Fue entonces cuando los agentes «utilizaron la fuerza mínima imprescindible» contra los concentrados para llegar al piso, comprobaron que no había sido ocupado con anterioridad y levantaron actas de denuncia contra esas personas por «tentativa de ocupación, desobediencia y resistencia» a la autoridad.

En un tuit recogido por Europa Press, el Sindicat d’Habitatge de Cassoles, organizador de la acción, ha lamentado el desalojo y las cargas de la policía, con las que «diversas personas resultaron heridas».

Según explican, convocaron una cena en la calle para hacer pública y celebrar «la expropiación» de un bloque de pisos de lujo que llevaba dos años vacío.