Los Mossos reconducen la investigación del preso fugado y levantan el dispositivo de búsqueda

Los Mossos d’Esquadra han reconducido este lunes la investigación para localizar al preso que el viernes huyó de los juzgados de Vilanova i la Geltrú después de un juicio. Ahora será la unidad específica de entorno penitenciario la que dirija la búsqueda y rastree el entorno más cercano del hombre fugado para localizarlo.

Este lunes se cumplen tres días desde que Salaheddine C escapó de los juzgados de Vilanova, donde se celebraba la vista de un caso de robo violento con banda organizada, en el que él estaba encausado junto con tres personas más. Al final del juicio, Salahedinne se abrazó con los otros acusados y se zafó del control policial para salir del edificio.

Se da la circunstancia que el viernes por la noche, pocas horas después de su huida, la abogada del delincuente se puso en contacto con los juzgados para avisar que su cliente tenía previsto entregarse aquella misma noche en la comisaria de los Mossos de Sant Boi de Llobregat. No obstante, el hombre no compareció.

El dispositivo de búsqueda se ha mantenido durante todo el fin de semana y estaba centrado en el Garraf y el Baix Llobregat. A partir de este lunes, la unidad específica de entorno penitenciario de los Mossos d’Esquadra dirigirá la investigación y rastreará familia, amigos y personas que hayan delinquido con él en causas anteriores. Se trata de una unidad centrada en localizar presos evadidos en casos de fuga de las prisiones, por no haber vuelto después de un permiso o por haber aprovechado una salida médica o judicial para fugarse, como es este caso.

La policía no descarta que haya salido de Catalunya mientras que considera prácticamente imposible que haya superado la frontera con Francia debido a la rigidez de los controles de la policía española. Si los Mossos d’Esquadra lo localizan y lo detienen, estará acusado de un delito contra la administración de justicia por la rotura de condena, que está penado con seis meses de prisión.

Salaheddine C. tiene 24 años, es de nacionalidad marroquina y de condición física muy corpulenta. Está considerado un hombre “muy peligroso”, según fuentes policiales, ya que, entre varias causas judiciales, tiene una pendiente por intento de asesinato cometido en 2016 en Sant Boi de Llobregat. Era uno de los últimos presos preventivos ingresados en la prisión Modelo de Barcelona y también tenía una orden de expulsión del país.

Loading...