Los niños que convivieron varios días con el cadáver de su madre y su pareja comían y se vestían solos

Los cuatro niños, de entre 5 y 13 años, que
convivieron con el cadáver de su madre y de la pareja de ésta en una casa de la Zarza-Perrunal
, en Huelva, comieron y se vistieron solos durante varios días. Los menores se encuentran de manera momentánea con el padre biológico de tres de ellos, que reclama su custodia. Mientras tanto la Junta de Andalucía ha abierto una investigación para conocer la situación en la que se encontraban los niños y dirimir sobre su tutela.

Los investigadores del caso sostienen que la pareja se suicidó tomando medicamentos, ya que no se han advertido indicios de otras causas que no sean la ingesta de medicamentos, ni signos que evidenciaran que hubiera sido una muerte violenta. Asimismo, han apuntado que ambas personas llevaban alrededor de cuatro días fallecidas cuando fueron encontrados sus cuerpos. Esto ocurrió en la mañana del sábado tras avisar uno de los cuatro hijos de la fallecida al casero de la vivienda de que su madre estaba “dormida y muy fría”.

Los niños pensaban que la madre dormía y su pareja estaba jugando a la Play

Los propios niños habrían dicho a los agentes de la Guardia Civil que llevaban varios días comiendo y vistiéndose solos. Los pequeños se habrían acostumbrado a que su madre y su pareja no les atendiesen de forma continua, por lo que no consideraron extraño que no saliesen de la habitación, hasta el punto de que uno de los menores habría dicho a los agentes que pensaba que su madre dormía y su pareja “jugaba a la Play”.

Los servicios sociales de la Junta de Andalucía se harán cargo hoy de los cuatro menores y acabarán de valorar si otorgan la custodia al padre biológico de tres de ellos, a otro familiar o bien si es la Administración quien asume la tutela.

Entrada de la vivienda situada en la localidad onubense de La Zarza, donde han sido encontrados los cuerpos sin vida de un hombre y una mujer
Entrada de la vivienda situada en la localidad onubense de La Zarza, donde han sido encontrados los cuerpos sin vida de un hombre y una mujer
(EFE)

La madre de los menores tenía 40 años y era natural de La Zarza, aunque había estado muchos años fuera de esta pedanía. Su pareja llegó a La Zarza hace algo menos de un mes. Hace unos días la mujer acudió a los servicios sociales para recibir ayuda económica con el fin de afrontar el pago del alquiler de la casa, una ayuda que se estaba tramitando.

Los vecinos del entorno de la casa donde residía la familia han asegurado que no se dieron cuenta de la situación de desamparo en la que se encontraban los niños. Tampoco percibieron el olor de cadáver perceptible desde la puerta de la casa, según fuentes cercanas al caso. Algunos de ellos han declarado que apenas habían visto en alguna ocasión a esta familia, a pesar de que la vivienda alquilada por la pareja está en una zona céntrica a la espalda de un bar bastante concurrido de esta entidad local autónoma de unos 2.000 habitantes.

Loading...