Más de 40 saharauis mantienen su huelga de hambre en Barajas y dos ya han sido atendidos por bajadas de azúcar

22
Publicado 30/08/2017 14:57:23CET

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) –

Un total de 45 saharauis mantienen su huelga de hambre en una de las oficinas de inadmitidos y solicitantes de asilo del aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas desde principios de semana, y dos de ellos ya han tenido que ser atendidos en un centro hospitalario por hipoglucemia y mareos, aunque se han reincorporado a las instalaciones con sus compañeros.

Un portavoz del grupo ha explicado a Europa Press que ya son varios los peticionarios de asilo los que han tenido que ser atendidos por mareos e hipoglucemias, y que dos de ellos tuvieron que ser atendidos la noche de este martes en un hospital.

Este portavoz de los solicitantes de asilo, que reivindica su condición de “apátrida”, dice no entender por qué el Gobierno español ha rechazado ya varias peticiones de amparo a los más de 40 internos que están bloqueados en las dependencias de Barajas desde la semana pasada.

“En lo que va de día ya se han denegado tres peticiones de asilo”, ha enumerado este joven, que ha señalado que ciudadanos palestinos que sí llegan a las instalaciones reciben de forma casi inmediata su derecho de amparo y asilo. “Todos somos apátridas, no tenemos patria”, ha lamentado.

Una veintena de los saharauis ya han recibido el primer rechazo de asilo y ahora están a la espera de realizar los segundos exámenes con las autoridades españolas. La activista por los derechos del colectivo, Granada Bañuelos, ha explicado a Europa Press que son los saharauis que saben hablar español los que están colaborando con las traducciones.

El interno ha señalado que solo pueden llamar a sus familias aquellos saharauis que conocen los números de teléfono de las mismas, a través de unas cabinas telefónicas en las que hay que introducir monedas.

La huelga de hambre continúa, y ya se han registrado casos de mareos e hipoglucemias, según confirma tanto el joven saharui como Granada Bañuelos. Entre los platos con los que las autoridades españolas proveen a los peticionarios de asilo hay espinacas con queso, arroz con calamares “y un día ofrecieron unas lentejas que tenían cerdo”, ha criticado.