Max, un perro de la policía de Girona intercepta un alijo de droga

Los hechos que motivaron la detención tuvieron lugar alrededor de las 17: 45h en la estación de autobuses de Girona, en un control rutinario de la Unidad Canina de la Policía Municipal de Girona. En concreto, fue la llegada de un autobús de Barcelona con destino Milán cuando Max, uno de los perros del guía canino, inspeccionó el maletero del vehículo. Durante el registro, el can marcó una maleta como sospechosa de contener sustancias estupefacientes.

Como es preceptivo en estos casos, se hicieron gestiones para averiguar la identidad de la persona propietaria del equipaje. Una vez encontrada esta persona, se le pidió que enseñara el contenido. Fruto de esta acción, se descubrió que en el interior había escondidas tres bolsas de marihuana y hachís, envueltas en papel de regalo infantil.

Una vez pesado el material decomisado dio como resultado alrededor de 2,5 kilogramos de marihuana y 300 gramos de hachís. Por estos motivos se detuvo al propietario del equipaje, Omar Andrés OR, de 26 años, vecino de Barcelona, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

La primera teniente de alcalde y concejala de Seguridad, Silvia Paneque, enmarca la actuación dentro de la voluntad de “tolerancia cero” con el tráfico de drogas ya que “es uno de los principales problemas que afectan de forma negativa a la vida de los barrios de nuestra ciudad “agregó.

Loading...