“Mi hija ha sido asesinada. Mejor morirme y todo olvidado”

Bea Ros, de 31 años, la mujer asesinada asesinada ayer por un compañero de trabajo en Molina de Segura (Murcia), era hija de Cayetano Ros Dólera, exconcejal del PP de esta localidad. Este hombre, conocido en la ciudad por los cargos políticos que había ostentado y usuario muy activo de las redes sociales, se desahogó la misma tarde del crimen a través de Twitter con un mensaje desgarrador:

Otro caso de violencia machista

Los numerosos mensajes de pésame y ánimo que ha recibido Ros a través de Twitter y Facebook no han servido de momento para apaciguar su ánimo. Su hija le deja un nieto de sólo cuatro años.

La asesinó con un cuchillo de caza

Un furgón del servicio funerario traslada los cuerpos de los fallecidos Un furgón del servicio funerario traslada los cuerpos de los fallecidos (Marcial Guillén / EFE)

Su hija falleció a causa de las cuchilladas que le asestó José Jara, de 48 años, conserje del centro de la Asociación para la Atención de Personas con Trastorno en el Desarrollo (Astrade) de Molina de Segura, donde también trabajaba la víctima. Todo indica que ambos mantenían una relación sentimental, por lo que se trataría de un nuevo caso de violencia machista. Sólo en este pasado fin de semana, tres mujeres han sido asesinadas a manos de sus respectivas parejas.

El asesino estaba casado, aunque en trámites de separación, según publican algunos medios locales. Según fuentes policiales, la principal hipótesis que se baraja es que la víctima hubiese decidido acabar con la relación. Él reaccionó asesinándola con un cuchillo de caza. Después se ahorcó y acabó con su propia vida.

Mensajes de pésame en las redes sociales

El centro donde trabajaban ambos y varios amigos de la víctima han dejado también constancia de su consternación por lo sucedido a través de varios mensajes publicados en las redes sociales:

Loading...